[hoy]
Rinoplastia nariz ancha

julio 14, 2022 By

Rinoplastia nariz ancha

Tipos de intervenciones para una nariz ancha

La rinoplastia es un procedimiento complejo, ya que la nariz es una parte muy delicada de la cara. Hay varios enfoques diferentes que su cirujano plástico puede adoptar para reconstruir y reparar su nariz si es desproporcionadamente ancha.

Rinoplastia de nariz ancha

Una rinoplastia de nariz ancha, también conocida como osteotomía, consiste en romper los huesos nasales superiores para estrechar el puente de la nariz. Durante este procedimiento, el cirujano cambiará la estructura ósea de la parte superior de la nariz para reducir la anchura total de la misma. Después de que el cirujano rompa los huesos del puente nasal superior, los huesos se romperán en trozos más pequeños que se reorganizarán para cambiar la anchura total de la nariz como la rinoplastia nariz ancha

Hay tres formas de realizar una rinoplastia de nariz ancha: rinoplastia de nariz ancha abierta, rinoplastia de nariz ancha cerrada y rinoplastia de nariz bulbosa. El tipo de cirugía ideal para usted dependerá de si su nariz es demasiado ancha en el puente o en la punta, y del alcance de la reestructuración necesaria.

Rinoplastia de nariz ancha abierta

Durante una rinoplastia de nariz ancha abierta, el cirujano realizará incisiones entre las fosas nasales, bajo la punta de la nariz. Este tipo de rinoplastia de nariz ancha es ideal para aquellos que tienen una nariz que necesita una reestructuración importante, ya que ofrece a su cirujano un mejor acceso a sus huesos nasales.

Rinoplastia de nariz ancha cerrada

Durante una rinoplastia de nariz ancha cerrada, su cirujano realizará incisiones dentro de las fosas nasales. Debido a que este enfoque limita el grado en que el cirujano puede alterar la apariencia de su nariz, puede ser ideal para aquellos con narices anchas que necesitan una reestructuración menor.

Rinoplastia de nariz bulbosa

La rinoplastia de nariz bulbosa es ideal para pacientes con una nariz excesivamente ancha en la punta y no en el puente. Una punta nasal bulbosa puede ser causada por un exceso de cartílago, demasiado espacio entre cartílagos, mala definición del cartílago o piel gruesa en la punta nasal.

Durante una rinoplastia de nariz bulbosa, que también se conoce como tiplastía, su cirujano estético hará una incisión entre las fosas nasales o en el interior de las mismas (en otras palabras, su rinoplastia de nariz bulbosa será abierta o cerrada). Dependiendo de la forma de su punta bulbosa, el cirujano unirá el cartílago extendido, lo que dará lugar a una punta más estrecha y afilada; implantará nuevo cartílago en la punta de la nariz, lo que hará que la nariz se extienda, además de darle un aspecto más afilado; o reposicionará el cartílago del tabique existente.

Su cirujano también puede realizar lo que se conoce como una reducción de alar, que consiste en reducir o atar las partes carnosas de la piel de las fosas nasales que conectan la nariz con la cara.

Recuperación tras una rinoplastia de nariz ancha

Dado que la nariz es una parte increíblemente delicada de la cara, deberá tomarse un tiempo para recuperarse tras la rinoplastia de nariz ancha. Experimentará algunas molestias en la zona de la cirugía, que se pueden tratar con analgésicos recetados. Los hematomas debajo de los ojos y el uso de una férula -que deberá utilizar durante la primera semana después de la cirugía- pueden hacer que le resulte incómodo estar en el trabajo; por ello, y porque el descanso es fundamental para su recuperación, se recomienda que se tome un tiempo libre después de la rinoplastia de nariz ancha.

Además, para promover una curación rápida y sin complicaciones, se recomienda que evite la actividad extenuante durante dos o tres semanas después de su cirugía, y que evite el uso de gafas durante cuatro o cinco semanas, para evitar alterar el resultado de su cirugía. También debe tratar de reducir cualquier cosa que le cause irritación de la vía nasal, ya que la tos y los estornudos podrían comprometer sus resultados, y asegurarse de comer comidas bien equilibradas y mantenerse hidratado. Puede encontrar una lista completa de recomendaciones para garantizar una recuperación óptima tras la rinoplastia aquí.

¿La rinoplastia deja cicatrices?

La rinoplastia puede dejar unas cicatrices mínimas; sin embargo, debido a la ubicación de las pequeñas incisiones -generalmente en el interior de las fosas nasales, o entre ellas-, es probable que las cicatrices no sean visibles. Sin embargo, si se producen cicatrices después de la rinoplastia, se pueden tomar algunas medidas para minimizarlas, como evitar el ejercicio extenuante y evitar fumar y beber alcohol. Además, cualquier tejido cicatricial visible que se forme después de la rinoplastia puede tratarse con inyecciones de esteroides específicas o con una rinoplastia de revisión.