julio 9, 2014 By

Siguen los cambios en el Banco Vaticano

VATICANO.- El Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como Banco Vaticano, inició una segunda etapa de su reforma interna para alcanzar la transparencia, con la sustitución de sus directivos.

El empresario francés Jean-Baptiste de Franssu asumió la presidencia del Consejo de Superintendencia del IOR y guiará a un grupo de otros consejeros no-religiosos que tomarán control del organismo.

Tres de ellos ya fueron designados y provienen de Alemania, Estados Unidos e Inglaterra. De Franssu sustituyó al abogado alemán Ernst von Freyberg, quien había sido designado presidente 16 meses atrás, en uno de los últimos actos del pontificado de Benedicto XVI.

Von Freyberg encabezó el instituto en tiempos turbulentos marcados por la sorpresiva renuncia de Paolo Cipriani y Massimo Tulli, respectivamente director y vicedirector, envueltos en un escándalo por denuncias de lavado de dinero que aún no han sido aclaradas.

El cambio en el IOR forma parte de una serie de medidas tomadas por el Papa Francisco para modernizar y hacer más eficientes las estructuras económico-administrativas de la Santa Sede.

En los próximos tres años serán revisados y rediseñados los estatutos del instituto que, entre otras cosas, dejará atrás las inversiones especulativas para concentrarse en la consultoría financiera y los servicios de pago para el clero, las congregaciones, las diócesis y los empleados del Vaticano.

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Huellas 646