mayo 25, 2015 By

Deserciones, desaires e ideologías que se aliquilan, conviven en las campañas

Ciudad de México, 25 de may.- En la política mexicana es tan fácil cambiar de partido e idología, como lo es cambiar de equipo de futbol; los aspirantes, en su afán de convertirse en ganadores se cambian las camisetas a conveniencia, o incluso crean equipos o partidos completos, diseñados para fines más profundos de los que se cree.

En Guerrero la candidata del Partido de los Pobres, Godeleva Rodríguez, anunció con bombo y platillo, que tras varios meses de trabajo partidista, finalmente han adoptado la decisión de sumarse a la candidatura de la candidata perredista, Beatriz Mojica, a quien consideran como la única alternativa para evitar que el PRI regrese al poder en la entidad, como detalló Milenio.

La candidata y el dirigente del partido homónimo del movimiento de Genaro Vázquez y Lucio Cabañas, cerraron filas también con los máximos dirigentes perredistas de la entidad, para aumentar la fuerza del bloque opositor que busca llevar a Mojica a la gubernatura del estado.

Mientras tanto en el DF, resultó notorio que el candidato del PRD a la delegación Tlalpan, faltó al debate de candidatos organizado por el Instituto Electoral del Distrito Federal, dejando el campo abierto para las acusaciones mutuas que tuvieron lugar en el encuentro, como relató Excelsior.

Por su parte RaymundoRivaPalacio publica una interesante columna acerca del origen del Partido Encuentro Social, acerca del cual enlista una serie de elementos para considerar que, como ha sucedido en otros casos, este partido habría sido creado solo para terminar favoreciendo los intereses del PRI, y particularmente del Secretario de Gobernación, Osorio Chong, con quien se tendrían importantes lazos.

El columnista también hace un breve recuento de los nexos que se están poniendo en evidencia entre dicho partido y el PRI.

 

 

Redacción. Huellas de México

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Huellas 646