Juez desestima denuncia de México contra fabricantes de armas

septiembre 30, 2022 By Max Vite

Juez desestima denuncia de México contra fabricantes de armas

Comparte

Un juez federal estadounidense desestimó el viernes una demanda presentada por el gobierno mexicano contra los fabricantes de armas de Estados Unidos, argumentando que sus prácticas comerciales han provocado un derramamiento de sangre en México.

El juez F. Dennis Saylor, de Boston, dictaminó que las reclamaciones de México no superaban la amplia protección otorgada a los fabricantes de armas por la Ley de Protección del Comercio Legal de Armas, aprobada en 2005.

La ley protege a los fabricantes de armas de los daños “resultantes del uso criminal o ilícito” de un arma de fuego.

“Aunque el tribunal siente una considerable simpatía por el pueblo de México, y ninguna por quienes trafican con armas para las organizaciones criminales mexicanas, tiene el deber de cumplir la ley”, escribió Saylor.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México dijo que apelaría la decisión “y seguiría insistiendo en que la venta de armas sea responsable, transparente y rinda cuentas, y que la forma negligente en que se venden en Estados Unidos facilita el acceso de los criminales a ellas”.

México buscaba una compensación de al menos 10.000 millones de dólares, pero los expertos legales habían visto la demanda como una posibilidad remota.

El gobierno mexicano argumentó que las empresas saben que sus prácticas contribuyen al tráfico de armas hacia México y lo facilitan. México quiere una compensación por los estragos que las armas han causado en su población.

Entre los demandados se encuentran algunos de los nombres más importantes del sector de las armas, como Smith & Wesson Brands Inc., Barrett Firearms Manufacturing Inc., Beretta U.S.A. Corp., Colt’s Manufacturing Company LLC y Glock Inc.

Otro de los acusados era Interstate Arms, un mayorista del área de Boston que vende armas de todos los fabricantes mencionados, excepto uno, a distribuidores de todo Estados Unidos.

El gobierno mexicano estima que el 70% de las armas que se trafican en México provienen de Estados Unidos, según la Secretaría de Relaciones Exteriores. Dijo que sólo en 2019, al menos 17.000 homicidios en México estaban relacionados con el tráfico de armas.

México argumentó que la ley de protección de Estados Unidos no se aplica cuando una lesión ocurre fuera de Estados Unidos.

Saylor no estuvo de acuerdo.

“México busca responsabilizar a los demandados por prácticas que ocurrieron dentro de Estados Unidos y que sólo resultaron en un daño en México”, escribió. “Este caso representa, por tanto, una aplicación doméstica válida de la PLCAA, y la presunción contra la extraterritorialidad no es aplicable”.

La venta de armas de fuego está severamente restringida en México y controlada por el Departamento de Defensa. Sin embargo, los poderosos cárteles de la droga del país introducen miles de armas de contrabando en México.


Comparte