Agentes de Texas disparan contra migrantes mexicanos que pedían agua; matan a uno, mujer herida

septiembre 30, 2022 By mg sh

Agentes de Texas disparan contra migrantes mexicanos que pedían agua; matan a uno, mujer herida

Comparte

30 de septiembre 2022.- Esta semana, cerca del atardecer en el oeste de Texas, un director de cárcel de barba blanca y su hermano gemelo pasaron supuestamente por delante de un grupo de inmigrantes que caminaban por el desierto. Entonces, según las autoridades, el funcionario detuvo el camión y dio marcha atrás.

Los migrantes corrieron a esconderse entre los matorrales, y más tarde dijeron a las autoridades que podían oír la voz de un hombre que les maldecía para que “salieran”. Entonces, el alguacil supuestamente disparó un par de tiros de escopeta en su dirección.

“¿Le has dado?”, le preguntó supuestamente el hermano del director, según una declaración jurada estatal publicada el viernes.

Un hombre del grupo resultó muerto y una mujer recibió un disparo en el estómago. Los hermanos supuestamente se alejaron sin comprobar si las balas habían alcanzado a alguien, según los investigadores.

Los nombres de las víctimas no se han dado a conocer, pero un funcionario del gobierno mexicano dijo el viernes que eran mexicanos que habían entrado recientemente en Estados Unidos como parte de un grupo de 13, uniéndose a una afluencia de migrantes que ha alcanzado niveles récord este año.

El consulado mexicano en El Paso está asistiendo a la mujer, que se está recuperando en un hospital de El Paso, dijo el funcionario, que habló bajo la condición de anonimato porque esa información no se había hecho pública.

Las autoridades identificaron al presunto autor de los disparos como Michael “Mike” Sheppard, director de un centro de detención privado que durante años retuvo a inmigrantes que se enfrentaban a la deportación. Su hermano gemelo, Mark Sheppard, estaba supuestamente con él. Los dos, de 60 años, se enfrentan a cargos de homicidio y están encarcelados en el condado de El Paso.

El tiroteo se produjo el martes por la noche cerca de la ciudad de Sierra Blanca, a unos 85 kilómetros al sureste de El Paso, en una carretera rural que el jefe del sheriff del condado de Hudspeth, Lázaro Salgado, describió como un lugar de recogida frecuente para los contrabandistas de migrantes. Los hombres están acusados de disparar a los migrantes cuando el grupo se detuvo en un camino agrícola para beber agua, dijeron las autoridades de Texas.

Michael Sheppard trabajaba en el Centro de Detención del Oeste de Texas, según Salgado. La cárcel, que alberga a los detenidos federales en espera de juicio o sentencia, es operada por LaSalle Corrections. El condado es el propietario de la instalación, según los registros federales.

“Todo el mundo en la ciudad los conoce”, dijo Salgado, sobre los hermanos Sheppard, añadiendo que estaba “muy sorprendido” por el incidente y que nunca había oído a los hermanos hacer declaraciones intolerantes o de odio sobre los migrantes. “Nada que yo sepa”, dijo.

Los defensores han planteado durante años su preocupación por el trato violento y abusivo de los migrantes en el centro de detención, que sirvió como instalación de la Oficina de Inmigración y Aduanas desde 2007 hasta el año pasado.


Comparte