EEUU confirma venta de más de mil millones de dólares en armamento a Taiwán

septiembre 2, 2022 By mg sh

EEUU confirma venta de más de mil millones de dólares en armamento a Taiwán

Comparte

El Departamento de Estado de EE.UU. ha aprobado una posible venta de material militar a Taiwán por valor de 1.100 millones de dólares, que incluye 60 misiles antibuque y 100 misiles aire-aire, mientras China amenaza con tomar medidas de respuesta.

El Pentágono anunció el paquete el viernes a raíz de las agresivas maniobras militares de China en torno a Taiwán, tras la visita a la isla el mes pasado de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, la funcionaria estadounidense de más alto rango que ha viajado a Taipei en años.

La venta incluye misiles Sidewinder, que pueden utilizarse para misiones de ataque aire-aire y superficie, con un coste de unos 85,6 millones de dólares, misiles antibuque Harpoon con un coste estimado de 355 millones de dólares y apoyo al programa de radares de vigilancia de Taiwán por un importe estimado de 665,4 millones de dólares, según informó la Agencia de Cooperación de Seguridad de Defensa (DSCA) del Pentágono.

Liu Pengyu, portavoz de la embajada china en Washington, dijo que la posible venta de armas “pone en grave peligro” las relaciones entre Estados Unidos y China, según AFP y BBC.

“China tomará resueltamente las contramedidas legítimas y necesarias a la luz del desarrollo de la situación”, dijo, según los informes.

La administración del presidente Joe Biden dijo que el paquete ha estado en consideración durante algún tiempo y fue desarrollado en consulta con Taiwán y los legisladores estadounidenses.

“A medida que la República Popular China sigue aumentando la presión sobre Taiwán -incluso mediante una mayor presencia militar aérea y marítima en torno a Taiwán- y participa en intentos de cambiar el statu quo en el Estrecho de Taiwán, estamos proporcionando a Taiwán lo que necesita para mantener sus capacidades de autodefensa”, dijo en un comunicado Laura Rosenberger, directora principal de la Casa Blanca para China y Taiwán.

Reuters informó el mes pasado de que el gobierno de Biden estaba planeando nuevos equipos para Taiwán, pero que los equipos sostendrían los sistemas militares actuales de Taiwán y cumplirían con los pedidos existentes, no ofrecerían nuevas capacidades, a pesar del aumento de las tensiones que siguió a la visita de Pelosi.

El Pentágono dijo que el equipo y el apoyo anunciados el viernes no alterarían el equilibrio militar básico en la región. Los funcionarios estadounidenses dijeron que no reflejaban ningún cambio en la política hacia Taiwán.

“Estas ventas propuestas son casos rutinarios para apoyar los esfuerzos continuos de Taiwán para modernizar sus fuerzas armadas y mantener una capacidad defensiva creíble”, dijo un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., solicitando el anonimato.

El Ministerio de Defensa de Taiwán expresó su agradecimiento, añadiendo que las recientes actividades “provocadoras” de China representaban una grave amenaza y que la venta de armas le ayudaría a hacer frente a la presión militar de China.

“Al mismo tiempo, también demuestra que ayudará a nuestro país a reforzar sus capacidades generales de defensa y a mantener conjuntamente la seguridad y la paz del Estrecho de Taiwán y de la región Indo-Pacífica”, dijo el ministerio en un comunicado.

Rupert Hammond-Chambers, presidente del Consejo Empresarial Estados Unidos-Taiwán, dijo que su organización se oponía a lo que denominó un “enfoque limitado” de la venta de armas a Taiwán.

“Como el Ejército Popular de Liberación (de China) demostró recientemente en su simulacro de bloqueo, la isla se enfrenta a una serie de amenazas que requieren una serie de capacidades. Negar a la isla la capacidad de montar una defensa completa creará, con el tiempo, nuevas brechas en las defensas de Taiwán que el EPL puede explotar”, dijo Hammond-Chambers en un comunicado.

La orden refleja el continuo apoyo de Estados Unidos a Taiwán mientras Taipei se enfrenta a la presión de China, que reclama Taiwán como su propio territorio y nunca ha descartado el uso de la fuerza para poner a la isla, gobernada democráticamente, bajo su control.

Las ventas deben ser revisadas por el Congreso, pero tanto los asesores demócratas como los republicanos del Congreso dijeron que no esperan oposición. Desde la visita de Pelosi ha habido al menos otras dos visitas a Taiwán por parte de congresistas de ambos partidos, así como de gobernadores de estados norteamericanos, todas ellas condenadas por Pekín.

El principal contratista de los misiles Harpoon es Boeing Co (BA.N). Raytheon (RTX.N) es el principal contratista tanto de los Sidewinders como del programa de radares.

Taipei dice que, como la República Popular China nunca ha gobernado la isla, no tiene derecho a reclamarla.


Comparte