Padres de Ayotzinapa vuelven a las calles

agosto 26, 2022 By mg sh

Padres de Ayotzinapa vuelven a las calles

Comparte

Empapados por la intensa lluvia, los padres de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos en 2014 celebraron el viernes una sombría procesión por las calles de Ciudad de México, como han hecho cada mes desde la desaparición de sus hijos; pero esta vez fue diferente.

El arresto del ex Procurador General de la República, Jesús Murillo, el viernes anterior, proporcionó un rayo de esperanza de que podrían encontrar algún cierre, y que quienquiera que fuera responsable de una de las peores atrocidades contra los derechos humanos en México podría finalmente enfrentar la justicia. leer más

La semana pasada, por primera vez, las autoridades mexicanas se refirieron al incidente como un “crimen de Estado” en un informe en el que se afirmaba que las autoridades locales, estatales y federales, incluido el ejército mexicano, eran cómplices y estaban implicadas en un encubrimiento.

El informe decía que la investigación de Murillo estaba plagada de errores. Los familiares de los estudiantes desaparecidos también emitieron un comunicado el viernes condenando el manejo del caso.

“Murillo dirigió una investigación turbulenta, llena de errores, plagada de torturas, de manipulaciones y de colocación de pruebas, construyendo una mentira que nos impidió saber dónde estuvieron nuestros hijos por última vez”, leyeron los familiares en su declaración.

Sin embargo, su lucha por la justicia no ha terminado, dijo el grupo.

La detención de Murillo es “un paso”, dijo Emiliano Navarrete, cuyo hijo está entre los desaparecidos. “Pero queremos que hable. Tiene que decir la verdad, tiene que señalar a los responsables”.

Según la investigación de Murillo, los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en el cercano estado de Guerrero, fueron secuestrados, asesinados y sus cuerpos quemados por pandilleros locales que los habían confundido con un grupo rival.

Contradiciendo estas conclusiones, el alto funcionario de derechos humanos Alejandro Encinas dijo que el Ejército mexicano hizo que un soldado se hiciera pasar por un estudiante para informar sobre las actividades en la escuela, que se consideraba antisistema.

En una conferencia de prensa junto al presidente Andrés Manuel López Obrador el viernes, Encinas dijo que seis de los estudiantes también estaban vivos días después de su secuestro antes de que fueran entregados a un coronel del Ejército, que los hizo matar.

El Ejército no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

“Realmente nos sorprendió”, dijo Alexander Salazar, un estudiante actual de la escuela que participó en la procesión. “Por fin estaban admitiendo que fue el Estado todo el tiempo”.

Sólo se han encontrado los cuerpos de tres de los 43 estudiantes.

“Necesitamos pruebas científicas e incuestionables de lo que ocurrió con nuestros hijos”, dijeron los padres en su declaración.

 

Con información de Reuters


Comparte