EZLN y CNI, denuncian simulación del ‘mal gobierno’ y agresiones a activistas

diciembre 22, 2019 By Jorge Luis Flores Juárez

EZLN y CNI, denuncian simulación del ‘mal gobierno’ y agresiones a activistas

Comparte

“El mal Gobierno federal” simula consultar a los pueblos originarios para “imponer el Tren Maya” – ‘que entrega los territorios indígenas al gran capital industrial y turístico’ -, el Proyecto Integral Morelos y los megaproyectos “de muerte” que reconfiguran el país para dejarlo “a disposición del capital multinacional, principalmente imponiendo” el poderío terrorista” de los Estados Unidos, denunciaron el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Congreso Nacional Indígena (CNI), el Consejo Indígena de Gobierno (CIG).

Las tres organizaciones afirmaron en un comunicado que “para avanzar en su guerra, el mal Gobierno” apuesta por el desmantelamiento de los tejidos comunitarios.

Ello al fomentar los conflictos internos “que tiñen” de violencia a las comunidades entre quienes defienden la vida y aquellos que decidieron “ponerle precio”, aún a costa “de vender las futuras generaciones” para el beneficio millonario de “unos cuantos corruptos”, “a los que sirven” a los grupos armados de la delincuencia organizada.

El posicionamiento de las tres organizaciones fue expuesto al concluir la cuarta asamblea nacional del CNI y el CIG, realizada en San Cristóbal de las Casas, el miércoles y jueves pasados, a la que acudieron representantes de pueblos, entre otros, afromexicano, binizaa, chinanteco, chol, chontal, comca’ac, hñahñu, kumiai, mam, maya, mayo, mazahua.

Estuvieron también de los pueblos rarámuri, téenek, tojolabal, totonaca, tzeltal, tzotzil, que llegaron de 24 estados, así como invitados de Guatemala, Ecuador, El Salvador y los Estados Unidos.

Los participantes enfatizaron que el encuentro fue para entender la guerra neoliberal “que viene de arriba, cubierta de mentiras simulando gobernar”, cuando se pone al país en manos del gran capital.

El gran capital, alertaron, que le estorba la conciencia colectiva de los pueblos y echa a andar “su maquinaria de despojo” mediante la violencia “sanguinaria y terrorista” en contra de los pueblos que defienden la tierra.

El luto y la rabia que nos habita a quienes hoy nos encontramos, agregaron, es por el daño a la madre tierra, el despojo de todas las formas de vida. Aquellos que decidieron destruirla para convertirla en dinero “tienen nombre y apellido, así como los asesinos de nuestros compañeros”

En este punto lamentaron el homicidio del delegado popoluca del CNI, Josué Bernardo Marcial Campo, desaparecido y asesinado el pasado lunes. Enlistaron además los homicidios de Samir Flores Soberanes, Julián Cortés Flores, Ignacio Pérez Girón, José Lucio Bartolo Faustino, Modesto Verales Sebastián, Bartolo Hilario Morales e Isaías Xanteco Ahuejote, Juan Monroy, José Luis Rosales y Feliciano Corona Cirino.

Los compañeros fueron asesinados por oponerse “a la guerra” con la que “el mal Gobierno” pretende hacerse de nuestras tierras, pero los pueblos originarios seguirán cuidando y defendiendo las semillas de resistencia y rebeldía en medio de la muerte, puntualizaron el EZLN, el CNI y el CIG.

Queja

Aseguran que la consulta del Tren Maya fue una simulación para imponerlo.

*Las tres organizaciones afirmaron en un comunicado que “para avanzar en su guerra, el mal Gobierno” apuesta por el desmantelamiento de los tejidos comunitarios.

*El posicionamiento de las tres organizaciones fue expuesto al concluir la cuarta asamblea nacional del CNI y el CIG, realizada en San Cristóbal de las Casas, el miércoles y jueves pasados.

*Los participantes enfatizaron que el encuentro fue para entender la guerra neoliberal “que viene de arriba, cubierta de mentiras simulando gobernar”.

*El gran capital, alertaron, que le estorba la conciencia colectiva de los pueblos y echa a andar “su maquinaria de despojo” mediante la violencia “sanguinaria y terrorista”.

 

Agencias
Foto @CNI_Mexico


Comparte

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.