noviembre 4, 2014 By Redacción Huellas

Abarca y su esposa capturados en DF

Comparte

Ciudad de México a 4 de nov.-La Policía Federal detuvo esta madrugada a las 2:30 am de este martes en la colonia Santa María Aztahuacán, en la delegación Iztapalapa, en la ciudad de México, al ex alcalde de Iguala, José Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, identificados como los autores intelectuales de la desaparición de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero el pasado 26 de septiembre.

Tras una un seguimiento a una línea de investigación obtenida a través de acciones de inteligencia, y tanto el ex alcalde como su esposa fueron capturados sin registrarse ningún intento de fuga o enfrentamiento entre autoridades y prófugos de la justicia. La operación fue realizada por elementos del Cisen y un grupo de elementos de la policía federal.

José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles fueron trasladados a instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), donde están siendo interrogados, ya que se les considera testigos clave para obtener indicios que lleven a la ubicación de los 43 normalistas desparecidos por policías municipales de Iguala y Cocula, en coordinación con integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos.

Tanto las autoridades federales como por la fiscalía de Guerrero por el delito de homicidio, tentativa de homicidio y desaparición forzada; al respecto, de la noche del 26 de septiembre en la que murieron seis personas y desaparecieron 43 estudiantes de la normal rural Isidro Burgos en la ciudad de Iguala.

La conocida “pareja imperial” como les nombraban a José Luis Abarca y su esposa, María de los Angeles Pineda, eran los fugitivos más buscados en la investigación por la desaparición de los estudiantes el pasado 26 de septiembre en Iguala (Guerrero).

Cabe recordar que la fiscalía acusó a Abarca, entonces alcalde de Iguala y a Pineda de nexos con los Guerreros Unidos y de ordenar la represión de los estudiantes.

En ese sentido, José Luis Abarca y su esposa, María de los Angeles Pineda, ambos prófugos de la justicia, están involucrados en la desaparición de 43 los normalistas; al respecto, hace unos días, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, precisó que estos delincuentes “no se podían esconder para siempre”.

Por su parte, el periodista Francisco Garfías, indicó que un alto funcionario del gobierno federal señaló: “Si cae Abarca, Aguirre y muchos más van a la cárcel…”. El funcionario, quien solicitó el anonimato, está convencido de que el prófugo exalcalde de Iguala sabe demasiado. Por eso lo dejaron ir, dice. En el entorno del exgobernador de Guerrero lo niegan. Aseguran que desde que se tuvo conocimiento de la magnitud de la barbarie en Iguala, Ángel Aguirre ordenó: “¡Métanle campana!”, pero ni caso le hicieron.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.