julio 30, 2014 By Ulises Navarrete

Avalan en San Lázaro marcó jurídico del sector eléctrico

Comparte

Por segundo día consecutivo, la Cámara de Diputados realiza sesión nocturna y aprobaron durante la madrugada de ese miércoles el nuevo marco jurídico para el sector eléctrico del país.

Con 331 votos a favor y 128 en contra aprobaron en lo general el decreto que expide la Ley de la Industria Eléctrica y de Energía Geotérmica, segundo dictamen del paquete de leyes energéticas.

La legislación contempla la inversión privada en la generación, distribución, transmisión y comercialización de la energía eléctrica.

“La participación de empresas privadas en el sector busca promover inversiones y generar condiciones de competencia que ofrezcan a los usuarios opciones más accesibles y alienten el desarrollo de la industria con más oportunidades de empleo, capacitación y desarrollo tecnológico”,  indicó el presidente de la comisión de energía, Marco Antonio Bernal.

La reforma divide la prestación del servicio eléctrico: la Comisión Federal de Electricidad (CFE) suministrara el servicio básico a los pequeños y medianos usuarios de tipo residencial, comercial e industrial. Las nuevas empresas que invertirán en el mercado eléctrico atenderán a los grandes consumidores de energía.

Se crea el Centro Nacional de Control de Energía, encargado de realizar las subastas para los contratos de cobertura eléctrica de las empresas privadas que atenderán a grandes consumidores.

“Demandantes de energía eléctrica que le darán liquidez y le darán posibilidades de mercadear la energía eléctrica con el efecto de competir para que en esa competencia y con insumos baratos en la generación, como el gas podamos tener en un futuro; medio, mediano, dentro de 4 o 5 años tarifas más acordes con la realidad internacional y que no estén lastimando el bolsillo de las familias en los hogares mexicano”, aseguró el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Bueno Torio.

 

Nuevo sistema de sanciones:

Multa hasta con 13 millones 458 mil de pesos a quien impida que los inspectores verifiquen el funcionamiento de  medidores e  instalaciones eléctricas, la colocación de diablitos se castigara hasta con 3 millones 364 mil 500 pesos.

Las empresas que suspenda el servicio de transmisión o distribución en forma generalizada, sin causa justificada, pagaran multa de hasta el 10 por ciento de los ingresos brutos percibidos.

Se discutieron 577 reservas, pero sólo aceptaron una que modifica 8 artículos…

Con los votos del PRI, PAN y Nueva Alianza acotaron que el uso de terrenos por  motivos de utilidad pública solo será para el servicio de transmisión, distribución y construcción de plantas de generación de electricidad.


Comparte

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.