agosto 21, 2014 By

ISIS contactó familia, pidió rescate y torturó a Foley


Ciudad de México a 21 de agosto.- Luego de que el gobierno de Estados Unidos confirmó la autenticidad del video difundido por el grupo yihadista Estado Islámico en el que el periodista estadounidense es decapitado, se han presentado una ola de reacciones que condenan el asesinato del periodista en manos de Ejército Islámico.

En ese sentido, Ronald Noble, secretario general de la organización policial internacional (Interpol), declaró mediante un comunicado: «El asesinato bárbaro de James Foley por los yihadistas del Estado Islámico deja patente la magnitud de la depravación en su campaña de terror en Siria e Irak»; además, pidió una «respuesta multilateral contra la amenaza de terror de combatientes radicalizados» en Oriente Medio.

Por su parte, el Presidente Barack Obama indicó estar «consternado» por la decapitación del periodista estadounidense James Foley; al respecto, «Una cosa en la que todo el mundo está de acuerdo es que un grupo como el Ejército Islámico (ISIS) no tiene cabida en el siglo XXI».

Además, Barack Obama confirmó que Estados Unidos intentó rescatar al periodista y a otros rehenes estadounidenses durante una misión en Siria que finalmente falló. Por su parte, The New York Times indicó que los yihadistas pidieron un rescate de 100 millones de dólares a cambio de la liberación de Foley pero que la Casa Blanca se rehusó a negociar.

El primer ministro británico David Cameron condenó el crimen de Foley como «un asesinato sin ninguna justificación», y dijo que si bien el hombre no ha sido identificado, «parece cada vez más probable que se trate de un ciudadano británico».

De acuerdo con la BBC, la familia de James Foley recibió un correo electrónico en inglés, aparentemente enviado por sus captores, una semana antes de que fuera decapitado. En el correo electrónico se afirmaba que lo iban a matar en represalia por los ataques aéreos de Estados Unidos contra el grupo Estado Islámico.

El corresponsal de seguridad de la BBC también confirmó que tres yihadistas británicos son los encargados de vigilar a los rehenes no sirios que retiene Estado Islámico.

A su vez, The Guardian, publicó que un exrehén que estuvo capturado en Raqqa, Siria, dijo que los llamaban conjuntamente Los Beatles, presuntamente, los vigilantes están apodados John, Paul y Ringo.

Mientras que el reportero francés Didier Francois, quien estuvo cautivo junto con James Foley dice estar muy seguro de que quien le cortó la cabeza al periodista estadunidense fue un yihadista británico llamado John, quien junto con otros dos británicos son apodados como los «escarabajos asesinos».

El periodista francés, agregó que Foley se convirtió en blanco de abuso físico y psicológico luego de que los militantes del Estado Islámico descubrieron que su hermano, también llamado John, estaba en la Fuerza Aérea de Estados Unidos; por lo que, el grupo armado sometió al periodista estadounidense a varias ejecuciones falsas,»Este grupo, que gustaba de lo macabro, lo hizo pararse contra una pared en una posición como si hubiese sido crucificado», señaló, Francois a la radio francesa.

Por otro lado, los padres del reportero estadunidense, afirmaron que su hijo: «Fue un mártir por la libertad», durante el homenaje que le rindieron acompañado de familiares y amigos del periodista fallecido; además la madre de Foley señaló: «Nunca estuvimos más orgullosos de nuestro hijo Jim. Dio su vida para intentar mostrarle al mundo el sufrimiento del pueblo sirio».

James Foley durante una de sus primeras grandes coberturas en Libia, fue detenido junto con un grupo de colegas por el ejército libio, que lo mantuvo cautivo durante 45 días. No obstante, la intervención del gobierno de Estados Unidos y la presión de numerosas organizaciones lograron su liberación.

Foley siempre se mantuvo en la primera línea de la noticia; enviando sus reportes al Global Post, con base en Boston, o suministrando videos y fotos a la agencia AFP, o compartiendo sus experiencias a través de su blog «A world of Troubles».

 

 

Redacción. Huellas de México


COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Huellas 646