julio 8, 2014 By Ulises Navarrete

Pide Obama partida extra para contrarrestar a niños inmigrantes: 3.7 mmdd

Comparte

WASHINGTON.- El presidente Barack Obama solicitó al Congreso una partida suplementaria emergente de tres mil 700 millones de dólares para responder a la situación humanitaria provocada por los menores inmigrantes que viajan solos a Estados Unidos

La partida solicitada este martes se ubicó muy por arriba de los dos mil millones de dólares que se había especulado serían requeridos por el mandatario, y que funcionarios de la Casa Blanca atribuyeron a especulaciones sin fundamento.

La Casa Blanca señaló que los recursos permitirán al gobierno contratar más jueces de inmigración, abogados de la Oficina de Aduana y Control Fronterizo, así como personal legal para revisar peticiones de asilo a fin de acelerar la deportación de estos menores.

De igual manera permitirá ampliar las tareas de vigilancia en la frontera sur extendiendo la operación de aviones no tripulados, para lo cual se asignarán 16 equipos adicionales para el manejo de estas aeronaves.

Los fondos apoyarán tareas de los departamentos de seguridad interna (DHS), salud, justicia y estado, aunque el pedido incluye también una porción para apoyar tareas del Departamento de Agricultura para atacar incendios forestales.

La Casa Blanca indicó que los objetivos de estos recursos estarán encaminados a disuadir esta migración, atacar las bandas criminales que están explotando y alentando estos cruces, así como fortalecer la cooperación internacional y la capacidad de respuesta del gobierno.

La mayor partida, mil 800 millones de dólares, serán destinados al Departamento de Salud para apoyar las tareas de cuidado de los menores, quienes son retenidos en albergues administrados por la dependencia antes de ser colocados bajo la custodia de familiares o guardianes en espera de deportación.

Aunque parte del objetivo de asignar más personal legal es acelerar la deportación de estos menores, funcionarios de la Casa Blanca reconocieron que en este momento era difícil anticipar qué medida podrá reducir este proceso.

Otros mil 100 millones de dólares se destinarán al DHS para apoyar las tareas de transporte de estos menores y adultos con niños.

Así se ampliaría el número de investigadores para atacar bandas de traficantes de personas, acelerar la deportación de estos adultos y ampliar igualmente programas alternos de detención, como el empleo de brazaletes de monitoreo electrónico.

De igual forma se duplicará la capacidad de la Oficina de Aduana y Control Fronterizo para entrenar y formar unidades policíacas para combatir las bandas de traficantes de personas en Honduras, Guatemala y El Salvador, principales países de origen de estos menores.

El Departamento de Justicia recibirá 64 millones de dólares para contratar 40 jueces de inmigración, ampliando la capacidad de las cortes para realizar audiencias de deportación por video-conferencia, y 35 equipos de apoyo legal.


Comparte

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.