mayo 1, 2015 By

Era uno de los «padrotes» más buscados de México


El Departamento estadounidense de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) informó que Paulino Ramírez Granados era uno de los «padrotes» más buscados de México. El hombre, originario de Tenancingo, operaba una de las redes de tráfico de mujeres más grandes hacia EEUU, en contubernio con 13 miembros de su familia; hermanos, primos, tíos.

El mecanismo era que algún miembro de la familia entablara una amistad o un romance con jovencitas sin educación, para después presionarlas para prostituirse. Una vez instruidas en el negocio, las víctimas eran trasladadas a Estados Unidos, según explicó un artículo del diario El Universal.

Las mujeres eran llevadas a edificios en Nueva York donde a través del abuso físico, sexual y amenazas de daño a sus familias, las jóvenes se prostituían. Varias de las víctimas tenían hijos de sus traficantes y eran amenazadas con la pérdida de los niños si no continuaban prostituyéndose.

Este jueves, Inmigración y Aduanas anunció que las autoridades mexicanas capturaron el pasado 31 de marzo a Paulino Ramírez Granados en Tenancingo, tras una investigación conjunta entre la ciudad de México y las investigaciones de seguridad nacional del ICE, HSI Nueva York.

Ramírez Granados estaba en la lista de más buscados desde 2010 y fue acusado en la Corte de Nueva York por tráfico sexual y lavado de dinero, entre otros cargos. «La explotación sexual de los seres humanos es uno de los peores crímenes contra la humanidad», dijo la directora del ICE, Sarah R. Saldaña.

La investigación inició cuando una organización no gubernamental refirió a una víctima de tráfico a las autoridades norteamericanas. La víctima había entrado ilegalmente en los Estados Unidos, pero declaró haber sido obligada a prostituirse en junio de 2000 por un miembro de la familia Granados.

Ella facilitó una lista detallada de los abusos físicos y agresiones sexuales que sufrió por un miembro de la organización de Granados y las amenazas a la seguridad de sus hijos cuando se negó a trabajar prostituyéndose.

Hasta la fecha, 13 miembros de la organización Granados han sido acusados en el distrito oriental de Nueva York por cargos de tráfico sexual. Doce han sido detenidos y Raúl Granados Rendón, otro de los «padrotes» más buscados, sigue fugitivo.

Fuente: zocalo.com.mx


COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Huellas 646