agosto 16, 2014 By Ulises Navarrete

Encubren y extorsionan empleados de Profeco a gasolineros

Comparte

No nada más son los litros de 900 ml, sino también empleados de la Profeco que encubren este meganegocio que beneficia a terceros.
Por ello el gobierno federal investiga a empleados de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) coludidos en una red que encubre y extorsiona a gasolineras, luego de denuncias que recibió Pemex.
Según versiones, “por arte de magia las gasolineras se enteran de los operativos de inspección”, razón por la cual ponen en normalidad sus bombas despachadoras de litros que no son de a litro.
En la red están involucrados inspectores y titulares de las delegaciones de Profeco en por lo menos 15 estados, según fuentes que conocen de la investigación, citadas por el diario Reforma este sábado.
Otros coludidos son funcionarios de las oficinas centrales de la dependencia adscritos a la Dirección de Verificación de Combustibles y de la Coordinación de Brigadas de Verificación de Combustibles.
Cabe señalar que autoridades cuentan con denuncias en Sonora, Nuevo León, Sinaloa, Baja California, Jalisco, Distrito Federal, Estado de México, Puebla, Morelos, Hidalgo, Guanajuato, Tlaxcala, Veracruz, Chiapas y Oaxaca.
Funcionarios federales recibieron la denuncia de empresas en Sonora, a quienes los empleados de Profeco les exigen cinco mil pesos mensuales por cada establecimiento, a cambio de no acudir a realizar inspecciones.


Comparte

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.