julio 17, 2014 By Ulises Navarrete

La igualdad de las mujeres es una meta nacional: Lorena Cruz

Comparte

PUEBLA.- Acabar con la asimetría y la discriminación de las mujeres es una obligación de todas y todos: de las instituciones y los  gobiernos, de las familias y la sociedad, sostuvo Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres.

Con la representación del Presidente de la República, la titular del Inmujeres asistió al XLV Congreso Nacional de la Federación de Mujeres Profesionistas y de Negocios de México, AC, Mujeres unidas generando proyectos, creando futuro, donde indicó que es necesario trabajar unidas para quitar de los hombros de las mujeres las enormes responsabilidades que les impiden seguir creciendo como profesionistas y emprendedoras.

La igualdad es una meta nacional que el presidente Enrique Peña Nieto, subrayó, ha posicionado desde el inicio de su mandato. Su política de puertas abiertas está sumando a las organizaciones de la sociedad civil en un diálogo enriquecedor y propositivo para cerrar las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres.

Cruz Sánchez aseguró que ha habido históricamente numerosos obstáculos en el camino hacia la igualdad. Destacó el tema de la educación, al puntualizar que todo rezago educativo tiene serias consecuencias negativas, basta recordar que entre las jóvenes un efecto de ese rezago es la maternidad temprana. Casi un millón de adolescentes mexicanas ya son mamás y no cuentan con la preparación adecuada para esa gran responsabilidad.

Asimismo, señaló que dos generaciones de mexicanas han atestiguado cambios significativos en el ejercicio de los derechos de las mujeres. Hace 60 años, la escolaridad promedio de la población era de dos años. En su gran mayoría, las mujeres se dedicaban a la crianza, a las labores domésticas y al cuidado de los otros: sólo 13 por ciento participaba en el mercado laboral.

Desde entonces, dijo, las mujeres han ido labrando su propio futuro sobre bases firmes: la educación, el cuidado de su salud, el ejercicio de sus derechos políticos y el empoderamiento personal, para superar circunstancias de marginalidad social y de subordinación, abriéndose camino hacia la autonomía y la participación ciudadana.

Por su contribución a estos avances, reconoció a la Federación Nacional de Mujeres Profesionistas y de Negocios que se han enfocado en las áreas de la salud, la educación y el empoderamiento económico, aspectos vitales para que las mujeres acorten la brecha que las separa de la igualdad.

Por su parte, Verónica Sobrado, directora general del Instituto Poblano de la Mujer, dijo estar convencida de que el crecimiento de la sociedad no puede estar enmarcado por las brechas de género que no sólo debilitan al sector más grande de la población, sino que frenan el desarrollo sostenible.


Comparte

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.