julio 16, 2014 By

La Gran Familia de Mamá Rosa se divide, unos la apoyan y otros la denuncian


Ciudad de México a 16 de may.- Luego del operativo federal que encabezó la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en el que fueron rescatadas 596 personas que presuntamente eran explotadas y sufrían maltratos físicos en el albergue La Gran Familia, en Zamora, Michoacán, hay dos frentes con opiniones encontradas, respecto al trato que se recibía en el lugar liderado por Rosa del Carmen Verduzco, mejor conocida como “Mamá Rosa”.

Tras la detención de Rosa del Carmen Verduzco, además de ocho personas más, se informó que fueron 596 víctimas liberadas, entre ellas seis bebés, 174 niñas de entre tres y 17 años, 278 niños del mismo rango de edad y 138 adultos de entre 18 y 40 años.

No obstante, hay ex-alumnos de La Gran Familia, quienes defienden a Rosa Verduzco y por otro lado, los que acusan de abusos y maltrato a la llamada «Mamá Rosa”.

En ese sentido, Angélica, ex alumna, estuvo 20 años en «La Gran Familia»; al respecto, indicó: «Desde mi niñez, desde los 9, yo me casé a los 29 años, a los 29 años salí casada, bien preparada y digo gracias a Dios y gracias a ella…como le digo, cada quien habla como le fue en la fiesta, a mí, me fue bien».

Asimismo, Guadalupe, quien salió de la casa hogar hace 7 meses; actualmente es jornalera y sólo reconoce como madre a Rosa Verduzco, refiere: «Ahora estoy bien…gracias a ella yo no soy una drogadicta, gracias a ella yo no ando en las calles, gracias a ella tengo un trabajo», afirmó Guadalupe Cruz Guerrero, jornalera.

A su vez, Víctor Román, relató a Efe: «Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas», quien estuvo once años internado y tiene mucho que agradecer a «Mamá Rosa» porque gracias a ella aprendió a tocar música, su actual forma de vida.

No obstante, Ángel Verduzco,otro ex-alumno, señaló: «La música era negocio de la señora»; Verduzco, afirmó que nació en la casa y sus padres eran dos jóvenes que estaban recluidos, agregó que fue registrado por la administradora, quien nunca los dejó salir ni a él, ni a su hermana, ni a sus padres. Narró que su padre huyó a los 19 y ya nunca lo dejaron contactar con su familia, mientras que él pudo huir a los 18, en su segundo intento, tras recibir una brutal paliza. Además, refiere que su madre y su hermana se marcharon tres años después, tras sobornar al vigilante con todo lo que ella tenía ahorrado de trabajar en las cocinas por 100 pesos a la semana.

Por su parte, el presidente de la Fundación FIND AC, Juan Manuel Estrada Juárez, indicó: “En 2011 nosotros presentamos ante la Contraloría del Estado una denuncia donde advertíamos de estos hechos, que menores de Jalisco estaban siendo víctimas de explotación y que vivían en malas condiciones… entregamos una lista de cerca de 200 menores que estaban en el albergue de Mamá Rosa… Al no haber una respuesta presentamos una denuncia ante la Procuraduría”.

Por su parte, el fiscal general, Jesús Murillo, se refirió a que en la casa hogar de Mamá Rosa, había:»plagas» de «ratas» y «chinches» halladas en el recinto. Asimismo, Karam, aseguró que en el centro se obligaba a los niños a pedir dinero o dormir en el suelo, y se les prohibía salir de las instalaciones, además de someterlos a abusos sexuales.

A su vez, al menos 12 de los menores de edad que fueron rescatados por autoridades federales y del estado de Michoacán del albergue La Gran Familia relataron que sufrieron diversas vejaciones, golpes y maltrato sicólogico de parte de Rosa Verduzco Verduzco, también identificada por ellos como Mamá Rosa.

Mientras tanto, a favor de Rosa Verduzco se pronunció, el escritor Enrique Krauze, quien solicitó a las autoridades respeto para la administradora del albergue porque «en 60 años ha adoptado miles de niños» y es un «caso único en la historia mexicana», indicó Krauze.

Asimismo, Krauze, consideró «inadmisible el acoso» contra «Mamá Rosa», que tuvo «una vida dedicada a recoger huérfanos» y advirtió que «vendrá una protesta internacional» por este caso.

Por lo pronto, la Procuraduría General de la República (PGR), comenzó a realizar pruebas de ADN a los menores rescatados este martes en Zamora, Michoacán.

 

 

Redacción. Huellas de México


COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Huellas 646