enero 22, 2014 By Jorge Ceballos

ESPLENDOR JAROCHO

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por JORGE CEBALLOS

Los mexicanos tenemos una naturalidad única, todo lo dejamos siempre para lo último. Si nos toca pagar impuestos, lo hacemos cuando se acerca el final, si vamos a una fiesta, el regalo un día antes, en fin es algo que nos caracteriza a quienes nacimos en este bello país.

Todo lo anterior lector (a) viene a colación por un simple y sencillo caso de los nuevos virreyes veracruzanos, nos referimos a los alcaldes que entraron en funciones apenas con el primer minuto de 20014; resulta que los señores de horca y cuchillo, aún no han enviado al Congreso los reportes financieros, para saber cómo recibieron los municipios.

Dicho informe, deben hacerlo –ya no físicamente- vía correo electrónico, y por más que tiene a su disposición la tecnología, los señores presidentes municipales no hacen su trabajo, el sábado se cumple el plazo que tienen, hay que esperar a ver quiénes cumplirán con esta regla.

María del Carmen Pontón Villa, quien preside la Comisión de Hacienda Municipal del Congreso del Estado, salió al paso a pedir públicamente a los alcaldes que envíen sus reportes financieros; para ser más claros, ninguno de los 212 municipios ha cumplido ¿Por qué? Únicamente, eso lo saben esos señores que administran los dineros de los veracruzanos.

Es más que seguro que si el Congreso, impone las sanciones económicas a las que se harán acreedores quienes incumplan, varios alcaldes andarán lloriqueando que es injusto, cuando para evitar eso, lo que se necesita es que cumpla con la ley, no hay de otra.

Imagínese, la multa a aquel ayuntamiento que no entregue sus reportes financieros va de 600 a mil días de salario mínimo; en algunos municipios, los alcaldes están que revientan porque encontraron arcas vacías, gobiernos endeudados, y aparte de los cochineros heredados, se sangrarán las finanzas con una sanción, como que no es justo.

A media luz

Ahí la lleva Raúl Zarrabal Ferat diputado local por Boca del Río, no se detiene en su labor de gestoría con sus representados. El hombre se la pasa gestionando apoyos para las clases necesitadas de su municipio natal, además de cumplir con su labor de trabajar en comisiones, el exsecretario de Comunicaciones está cumpliendo la palabra que empeñó durante la campaña.

Las crítica que miembros de otros partidos políticos le realizan por su paso en la dependencia estatal, simplemente no le hacen ni siquiera cosquillas, esto porque sabe que le cumplió a quien le dio la oportunidad, le cumplió a su jefe y amigo Javier Duarte de Ochoa, así que dirán lo que quieran pero él, ni se inquieta.

 


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *