OHL, ejemplo de corrupción globalizada

ComparteShare on Facebook4Tweet about this on Twitter8Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México, 14 de may.- Sigue destapándose la enorme corrupción entre el gobierno del Estado de México y la empresa OHL, quien por si fuera poco el evidente conflicto de interés expuesto, este jueves está siendo delatado por estar cobrando millones de pesos por servicios que nunca han operado.

Así lo publica Reforma, quien detalla que “OHL México ha cobrado a cada usuario del Circuito Exterior Mexiquense 50 centavos para pagar la operación del Sistema Independiente de Verificación de Aforos (SIVA), un sistema que nunca operó”.

El mismo diario confirmó que OHL México ha estado cobrando esos recursos desde enero de 2013, los cuales son equivalente a más de 120 millones de pesos, “dinero fue entregado recientemente, sin informar a la ciudadanía, al titular de la Secretaría de Comunicaciones del Estado de México, Apolinar Mena Vargas“, como denunció Pablo Diéz, el representante legal de Infraiber, la empresa a la cual OHL no le permitió instalar el sistema.

“El tema es grave”, como apunta Fernandez Menéndez de Excelsior, quien analiza el trasfondo de OHL, empresa que también ha sido sancionada en países como Qatar por casos de corrupción, además de que en España afronta serios problemas ante el famoso caso Bárcenas, en el cual se investiga el financimiento ilegal que otorgó al Partido Popular, actualmente en el poder también.

Asimismo se cuestiona como es que una empresa con tales antecentes de corrupción, ha escalado para ser, sin grandes problemas, la principal concesionaria del gobierno de México; en tan solo año y medio obtuvo más de 41 mil millones de pesos en contratos, algunos de estos como el de Puebla, facilitado por el gobierno federal, así como las obras de Cadereyta, son por montos superiores a 10 mil millones de pesos, cifra superior a la suma de todos los contratos de las tres principales constructoras mexicanas, ICA, Tradeco y Carso, quienes en el mismo periodo sumaron en conjunto 9 mil 412 millones de pesos.

Por tales motivos el periodista insiste en que el análisis del tema debe centrarse en “la corrupción, los sobrecostos“, que son lo más serio del asunto.

Ante esta dimensión del problema, hay diversos líderes de opinión que cuestionan porque tales niveles de corrupción no están generando el impacto público que se esperaría, como analiza Salvador Camarena de ElFinanciero.

“Todos los alumnos de las escuelas de periodismo del país, y los integrantes de muchas redacciones, deberían ser obligados a escuchar los dos paquetes de audios que circulan en YouTube sobre presuntos actos de corrupción de la empresa OHL”, refiere el columnista, quien describe el caso como un posible Watergate, aunque cuestionando que mediáticamente no se ha convertido ni siquiera en un huracán informativo.

Analizando el porque del bloqueo mediático, Camarena especula que una de las causas podría ser el hecho de quienes estarían también implicados en dicha corrupción; “Ir a fondo en el tema de OHL, por ejemplo (no se rían) abriendo una comisión en el Congreso, significaría revisar los contratos hechos y firmados no sólo por Eruviel, sino por el entonces gobernador Enrique Peña Nieto (y quizás investigar también al equipo que le acompañaba: Luis Videgaray, Luis Miranda, etcétera)”.

Y es que inevitablemente se tendría que estar investigando al actual Secretario de Comunicaciones y Transportes a nivel nacional, Gerardo Ruiz Esparza, quien también fue secretario del mismo rubro en la administración estatal de Peña Nieto, cuando se otorgaron las concesiones del Viaducto Bicentenario.

Por este motivo no es de extrañar que Ruiz Esparza, fingiendo normalidad, rechace las evidentes señales de corrupción; ““Yo no tengo conocimiento de ningún caso de corrupción, porque son cuestiones que deben ser determinadas por la autoridades judiciales correspondientes”, afirmó el secretario de comunicaciones citado por el reportero José Guadarrama.

El periodista realiza una comparación de como en España las sospechas de corrupción han provocado que inmediamente las autoridades suspendan una concesión minera de una filial de Grupo México en dicho país, mientras que en México, las sospechas de corrupción no generan reacciones inmediatas contra la empresa española, solo la promesa de auditorías, las cuales fueron calificadas por Ruiz Esparza, como la mejor forma de demostrar que no hubo irregularidades en el proceso.

 

Redacción. Huellas de México

ComparteShare on Facebook4Tweet about this on Twitter8Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *