noviembre 11, 2013 By Huellas de México

CNTE negocia en lo oscurito su impunidad y privilegios

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El estira y afloja entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y las autoridades gubernamentales parece no tener fin.

Prevalecen las negociaciones secretas, de las cuales se desconocen de manera oficial los detalles, pero las acciones públicas denotan desesperados intentos de arrancar al menos ciertos privilegios, pues la Reforma Educativa parece haber dejado de ser el eje central del conflicto.

Mientras que este lunes finalmente los maestros cumplieron su compromiso de replegarse de las vialidades en las inmediaciones del Monumento a la Revolución; el diario Reforma ha ventilado los beneficios que el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, otorgó a la CNTE, desde el mes de agosto.

Es hasta este 11 noviembre, que está trascendiendo a nivel nacional un pacto realizado entre Cué y la CNTE, para asegurar 6 mil plazas para trabajadores de la educación contratados bajo el régimen de honorarios; en un plazo de 4 etapas anuales, según los datos del «adendum» de acuerdos Oaxaca-sección 22, del cual Reforma afirma tener copia, situación que podría generar nuevos cuestionamientos para la administración oaxaqueña.

Y es que las múltiples faltas al respeto de terceros, causadas por la Coordinadora, principalmente en la capital del país, ha causado la pérdida del apoyo popular, por lo cual se puede inferir, que lo que le resta a la CNTE es unicamente utilizar su presión social para alcanzar algunos privilegios mínimos que le permitan seguir existiendo.

Tal como rescata Carlos Ramírez, de El Financiero, en su columna del día de hoy: «Si se analizan a fondo las banderas de lucha, la CNTE y sus secciones beligerantes saben perfectamente que será imposible la derogación de la reforma educativa y por eso se centran en la congelación de los puntos que implicarían la pérdida de poder sindical hacia su interior: tráfico de plazas, controles de salarios y educación para la protesta.»

Por otra parte, en el caso de la participación del jefe de gobierno capitalino hay posiciones encontradas, mientras que algunos lo critican por ser excesivamente complaciente con el sector magisterial; algunas opiniones apuntan a que podría ser parte de una estrategia para desestabilizar al gobierno federal, aunque la encuesta del mes pasado del El Universal, indica que su imagen estaría siendo mancillada por la presencia de la CNTE.

Por su parte Mancera, salió a defender la postura de su gobierno, afirmando que el GDF está en la mejor disposición de seguir apoyando en la solución del conflicto; al paso que anunció un nuevo operativo policial , para supervisar el repliegue de la CNTE, en el Monumento a la Revolución.

«No vamos, digamos, a tener un vallado o un bloqueo de vialidades evitando nosotros que entren o que salgan personas. No, esto será una zona de libre circulación, vamos a estar atentos, hay un compromiso de supervisión por parte nuestra; un compromiso por parte de la CNTE», señaló el jefe de gobierno.

Aunque las muestras de indignación en contra de la oscura negociación con la CNTE, siguen estando a la orden del día, desde la impopular columna del director de Milenio, Carlos Marín; hasta legisladores federales, como el caso de Marcela Torres Peimbert, secretaria de la Comisión de Anticorrupción del Senado, quien acusó de «esquizofrénico» el pacto entre la Segob y y la CNTE.

Es así como continúa el drama de la CNTE, donde los más afectados, siguen siendo los más vulnerables, los niños; mientras sigue sin resolverse un conflicto quieren resolver unicamente al estilo oscurantista, lo cual le resta importancia a las demandas, que argumentadas y defendidas de forma más civilizada podría generar un panorama diferente.

Redacción. Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *