marzo 18, 2014 By Redacción Huellas

Nueva negociación del gobierno con autodefensas

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 18 de marzo.- La reciente transformación de la imagen pública de los líderes de las autodefensas los posiciona como criminales, luego de que fueran considerados como hombres valientes que combatían a Los Templarios; al respecto, Luis Hernández Navarro, de La Jornada, considera que es la iniciativa de una nueva estrategia gubernamental para controlar el poder que ejerce una autonomía como la que ostenta un grupo armado de 25 mil miembros, organizados, quienes controlan gran parte del territorio; una fuerza que podría incidir en las próximas elecciones. Y aunque explícitamente las autodefensas no están en guerra con las autoridades federales, no están sometidas al mandato gubernamental; por lo que, se someten a la coordinación de las autoridades o son encarcelados. Esto en relación, con las amenazas de Hipólito Mora al gobierno con realizar bloqueos carreteros si no se liberaba a sus compañeros presos.

Por su parte, el vocero de las autodefensas José Mireles culpó al gobierno de no cumplir los acuerdos para desarticular la organización de los Templarios; además, señaló que busca ‘desintegrar a las autodefensas’. Asimismo, José Mireles calificó de ‘gran error’ la detención de Hipólito Mora y señaló que así, como fueron por el líder de La Ruana, irán por los demás líderes de las autodefensas; por lo que, convoca a la unidad de la organización del Consejo de Autodefensas de Michoacán (CAM), el cual, cabe mencionar, ya tiene presencia en 28 municipios, representando el 25 por ciento del territorio michoacano.

Con respecto a la captura de Manuel Plancarte Gaspar, a quien, se le relaciona con el tráfico de niños y quien es reconocido como sobrino de Enrique Plancarte, líder Templario, José Mireles narró que una vez detuvieron a una camioneta que transportaba una caja-congelador en la cual llevaban a varios niños dentro. Los cuales llegaron por error a Tepalcatepec porque iban a ser entregados en Lázaro Cárdenas. Además el comisionado para Michoacán, Alfredo Castillo indicó que en la investigación existen declaraciones que describen, que como parte de la iniciación en la organización criminal de los Templarios, Nazario Moreno, “obligaban a las personas a comerse el corazón”.

Por otro lado, la Procuraduría General de Michoacán investiga las amenazas de muerte contra el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, que fueron localizadas en una escena de homicidio, en un trozo de cartón y escritas con lápiz.

De los 113 municipios de Michoacán, una gran parte de ellos eran obligados a entregar un 10% del presupuesto que recibían de las asignaciones federales a los grupos criminales relacionados con el narcotráfico; además, forzaban a los gobiernos locales a contratar a las empresas que ellos designaban e incluso a meter en nómina a personas vinculadas con la organización criminal, de lo anterior dan cuenta los alcaldes de Tepalcatepec, Chinicuila, Coalcomán, Tingüindín y Parácuaro.

 

 

Redacción: Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *