La selva que Amazon construyó para sus empleados

Publicado: 2 de enero del 2018
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter5Share on Google+0Email this to someone

En Amazon han diseñado un nuevo “espacio de trabajo alternativo”, el cual fue inaugurado el lunes en la sede Seattle: un edificio conformado por tres grandes esferas de cristal en cuyo interior han creado una suerte de selva tropical.

Las Esferas, como ha sido llamada la enorme edificación hecha de vidrio y metal, contienen más de 40.000 plantas de 400 especies distintas, la mayor parte de las cuales crecen en zonas tropicales y subtropicales.

También hay una higuera de 15 metros de alta y 16 toneladas de peso, que fue sembrada en 1969 en una granja de California y que ahora fue trasplantada a las oficinas de Amazon.

_99816973_hi044420871

En el interior del edificio las luces están programadas para brindar 12 horas de sol y sombra cada día y la temperatura se asemeja a la de un bosque nuboso, aunque sin los altos niveles de humedad característicos de esos ecosistemas.

La planificación, diseño y construcción de la obra —elaborada con 620 toneladas de acero y 2.643 paneles de vidrio— requirió seis años de trabajo. La construcción de Las Esferas requirió de 620 toneladas de acero y 2.643 paneles de vidrio.

Aunque la enorme estructura fue levantada en un terreno ubicado entre las dos torres de las oficinas centrales de Amazon en Seattle y es considerada como un espacio de trabajo alternativo, no dispone de oficinas cerradas, ni salas de conferencia ni mucho menos escritorios.

En cambio, en su interior se eleva hasta una altura de cuatro pisos una pared de plantas, así como una cascada y un “nido de pájaros”.

Pese a lo curioso que puede parecer, la construcción de Las Esferas no obedece a una simple excentricidad de los directivos de Amazon y, en cambio, sí se relaciona con una estrategia para impulsar la productividad de su personal.

“Queríamos crear un ambiente único para que los empleados colaboraran e innovaran. También nos preguntamos qué faltaba en la oficina moderna y descubrimos que era el vínculo con la naturaleza”, dijo el vicepresidente de bienes raíces y edificaciones de Amazon, John Schoettler, al diario The Washington Post.

Recuperar ese nexo puede ser clave para mejorar la productividad de los trabajadores. Hay estudios que señalan que pasar tiempo en espacios naturales puede mejorar el desempeño en la resolución de problemas creativos en 50%.

Este jardín sería el mimo más reciente con el que la compañía que convirtió a Bezos en el hombre más rico del mundo intenta consentir a sus empleados actuales y futuros.

La diversificación de los lugares de esparcimiento dentro del centro de trabajo es una característica de las grandes empresas tecnológicas estadounidenses, que comenzaron colocando mesas de ping pong en sus oficinas y ofreciendo comida de chefs reconocidos en sus cafeterías.

(Visited 230 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter5Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas 2