Ransomware invade equipo de computo de 99 países

Internet
ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

La empresa de antivirus Avast, que figura entre las diez primeras del mundo, informó que el ciberataque reportado en más de 70 países afecta ya a 99 naciones.

“Estamos viendo ya 75,000 detecciones del WanaCrypt0r 2.0 en 99 países”, escribió en el blog el analista Jakub Kroustek.

Según el experto de la empresa checa, el ataque informático está dirigido “sobre todo a Rusia, Ucrania y Taiwán” y “ha infectado con éxito a hospitales a lo largo de Inglaterra y a la empresa de telecomunicaciones española Telefónica”.

El experto checo informó en su cuenta de Twitter la rápida escalada de ataques, “al pasar a 100.000 los afectados en menos de 24 horas”.

Avast tuvo conocimiento de la primera versión del WanaCrypt0r en febrero y ahora señala que este software dañino está disponible en  28 lenguas diferentes, “desde el búlgaro al vietnamita”.

El WanaCrypt0r es un tipo de “ransomware” que limita o impide a los usuarios el acceso al ordenador o ficheros, y para abrir de nuevo esa posibilidad solicita un rescate.

 

 En tanto, empresas del sector bancario y telecomunicaciones, fueron atacadas en México por el ransomware que afectó ayer a más de 75 mil equipos de cómputo en todo el mundo, dijo Juan Pablo Castro, director de Innovación Tecnológica de Trend Micro.

Tanto la plataforma Malware Tech como Karspersky Lab, empresa dedicada a ciberseguridad y antivirus, incluyeron a México entre los países afectados por el ransomware WannaCry.

“Llegó a México y América Latina, hay varias empresas importantes de México que han sido afectadas no sólo multinacionales, sino empresas mexicanas muy importantes, impactó muy fuerte”, confirmó el directivo, y recordó que hace dos meses Microsoft fue alertada sobre una nueva vulnerabilidad ante la cual publicó actualizaciones y parches. Sin embargo, no fue suficiente.

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *