marzo 29, 2014 By gmohubner

Posición del gobernador Arturo Núñez Jiménez sobre el paro de policías

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

VILLAHERMOSA, a 29 de marzo.- Someter mis actos a la voluntad de la ley no es una opción o principio sujeto a negociación, sino una obligación que asumí al momento de rendir protesta como Gobernador del Estado de Tabasco.

Es precisamente al principio de legalidad al que he ajustado todos mis actos y al que también deben sujetarse todos los servidores públicos, no sólo por convicción sino porque subordinarse al imperio de la ley es condición indispensable para el ejercicio del poder político en un gobierno democrático.

Durante los 14 días en que se ha mantenido el paro ilegal por parte de un grupo de policías, el gobierno del Estado ha refrendado su voluntad de solucionar el conflicto de manera pacífica a través del diálogo.

Desde el primer día, el Secretario de Gobierno asistió personalmente a recibir el pliego petitorio del personal inconforme y posteriormente, con el ánimo de ir revisando y, en la medida de lo posible, atendiendo las diversas demandas laborales, ha asistido a 7 reuniones con los policías en paro.

No obstante, en estas reuniones no se ha podido avanzar debido no sólo a los constantes cambios de interlocutores y demandas, lo que refleja la inconsistencia de los planteamientos, sino porque la principal petición no está relacionada de ninguna manera con el mejoramiento de las condiciones de trabajo de todos los policías, sino con el apoderamiento de la corporación por unos cuantos.

Así lo demuestra su exigencia de cesar al General Audomaro Martínez Zapata como Secretario de Seguridad Pública, para después “canjearla” por el cese de 72 mandos medios y superiores, cifra que ha ido variando, para poner en su lugar a elementos que les fueran afines, supuestamente electos en asambleas internas.

Desde el principio lo dije, en mi Gobierno estamos conscientes de la necesidad de mejorar las condiciones no sólo de trabajo, sino de vida de los policías, porque sabemos del papel fundamental que tienen en la tarea de garantizar la seguridad y protección de las familias tabasqueñas, tarea con la que estamos muy comprometidos.

Es precisamente por este compromiso, que creemos que el gobierno no puede ceder ante la intransigencia y el chantaje.

La seguridad de la población no puede seguir siendo rehén de un grupo de policías que anteponen sus intereses personales a su responsabilidad pública en el cuidado de los tabasqueños.

Es por ello que hago un llamado a los policías que se mantienen de manera ilegal en paro para que se presenten a trabajar de manera normal.

De ninguna forma vamos a permitir que se siga vulnerando la seguridad de los tabasqueños.

Todo tiene un límite en el marco de la ley.

Const

Una vez que se reintegren a sus labores, seguiremos abiertos al diálogo para llegar al objetivo que compartimos con los policías comprometidos: mejorar sus condiciones laborales y de seguridad social, y consolidar un nuevo modelo de operación policial, cuyos principios generales sean: la atención prioritaria al ciudadano, la profesionalización, el apego a la ley, el respeto a los derechos humanos, la participación ciudadana, el combate a la corrupción y la ausencia de cualquier tipo de injerencia política indebida.

A quienes no acudan al llamado, les informo que se desahogarán los procedimientos administrativos y laborales correspondientes para concluir con la relación de trabajo por faltar de manera injustificada a desempeñar las actividades para las que en su momento fueron contratados. Independientemente que, en el caso de que existan imputaciones penales, éstas seguirán su camino.

Todo se va a hacer conforme a la ley.

Asimismo, convoco a los jóvenes, hombres y mujeres de entre 18 y 28 años, con estudios mínimos de bachillerato terminado y con ganas de servir a Tabasco, a que, conforme a la convocatoria próxima a publicarse, se inscriban en el proceso de selección para ser parte del nuevo rostro de la policial estatal.

Vamos a seguir con el proceso de reforma policial, el cual se enmarca en los esfuerzos que se están realizando en todo el país dentro del Sistema Nacional de Seguridad Pública, para contar con una Policía Acreditable, consistente en una policía profesional, más confiable, mejor equipada, con un alto sentido ético, con vocación de servicio, sujeta a controles de confianza y con horarios homologados (de 24 x 24).

Momento en el que, el 31 de diciembre 2012,  protestó cumplir la Constitución y desempeñar el cargo leal y patrióticamente.
Momento en el que, el 31 de diciembre 2012, protestó cumplir la Constitución y desempeñar el cargo leal y patrióticamente.

Ciudadanos:

Legalidad y legitimidad son dos elementos indispensables en un gobierno democrático. A quienes apuestan por la inestabilidad política y social, les reitero que es con base a estos dos principios que el gobierno que encabezo siempre ha actuado: con apego a la norma y de la mano de la ciudadanía.

Representantes de diversos sectores de la sociedad con quienes me he reunido en los últimos días me han expresado su respaldo para continuar con las acciones que hasta la fecha ha instrumentado el gobierno en busca de contar con mejores cuerpos policiacos, atendiendo de manera integral las causas que les han restado eficacia en la prevención del delito y el combate a la delincuencia y que, por tanto, los han desvinculado de la población.

Estoy convencido que la alternancia es el momento idóneo para que gobierno y sociedad se ocupen de transformar todas las instituciones que la gente ha dejado de sentir suyas, que siente lejanas, como es el caso de la policía.

Finalmente, aprovecho para agradecer de manera especial:

A la sociedad tabasqueña que durante estos días ha demostrado su gran civilidad, solidaridad y amor por Tabasco;

A los policías que han permanecido en el cumplimiento de sus labores. Les agradezco su valor y lealtad con el Gobierno y con la gente; así mismo a los elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado que han intensificado su labor en apoyo a la seguridad ciudadana; y

Finalmente, al Gobierno de la República. A la Secretaría de Gobernación, a la Procuraduría General de la República, al ejército, la marina, la Policía Federal y demás instituciones que, como siempre, han estado atentas a las necesidades del Estado.

Los cambios nunca son fáciles, pero lo estamos logrando con la ayuda de todos.

Tabasco cambia contigo.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *