diciembre 8, 2013 By

Más de cinco mil enfermos por la explosión del Terra 123

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nacajuca .- Caravanas de la secretaría de Salud y brigadistas sanitarios de Petróleos Mexicanos, brindan atención médica de manera gratuita a poco más de cinco mil pobladores de este municipio, afectados por las emanaciones del Pozo Terra 123 que sigue en llamas, después de explotar el 31 de octubre pasado, sin que hasta la fecha haya podido ser controlado.

Los afectados, en su mayoría personas de la etnia chontal, padecen severas infecciones en las vías respiratorias, en los ojos y en la piel, y abundan los casos de diarrea casi permanente.

Los agentes sanitarios destacados en la zona analizan constantemente el agua para consumo humano con el propósito de detectar oportunamente la presencia de bacterias y grasas. El Centro de Salud del poblado Oxiacaque brinda atención diaria a los enfermos durante 12 horas a partir de las 7 de la mañana.

Una gran mayoría de los afectados, habitantes de las rancherías La Isla, El Sitio, Chiflón, Belén, Cruz de Ocuatitán y del poblado Ocuatitán, se trasladó a la ciudad de Villahermosa y marcho por calles y avenidas céntricas de la capital del estado, exigiendo a PEMEX les indemnice no sólo por los daños causados por la explosión del Terra 123 sino por los ocasionados en sus tierras y casas años atrás por las actividades de la paraestatal.

Luego, se trasladaron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos en donde presentaron una queja relacionada con el abandono en que los ha mantenido la empresa petrolera a pesar de los daños que les ha causado a sus propiedades y al edificio conocido como la Pirámide de Pemex, a la entrada en Tabasco 2000, en donde reclamaron apoyos definitivos.

En tanto, se supo que el control del siniestro se encuentra en un 70% de avance, se trata de la apertura de un pozo alterno con el cual se intentará controlar definitivamente el incendio del Terra 123.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *