Nueva fuga de El Chapo: ahora de la extradición a EU

ff
ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México a 23 de octubre.- El Chapo en el ojo del huracán y no Patricia si no el de la DEA y la Marina pisándole los talones; por lo que, Guzmán Loera también ha buscado un refugio “México”, gracias al amparo que logró su equipo de abogados el capo de Sinaloa garantiza su residencia en otro penal de “máxima seguridad”.

En medio del cerco militar de la Marina en el “Triángulo Dorado”, el equipo jurídico del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, ‘El Chapo’, logró detener de manera provisional su eventual extradición a Estados Unidos en caso de ser recapturado; al respecto, la estrategia de defensa legal fue otorgada por el juez 13 de Distrito con sede en esta capital, Jesús Chávez, en consideración a los argumentos esgrimidos por la defensa de supuestos actos ilegales de la Procuraduría General de la República (PGR).

Mientras tanto, Jorge Fernández Menéndez comenta que tras la fuga del capo el 11 de julio del penal del Altiplano hubo una red de complicidades que facilitaron su huida. “Es evidente que en el penal hubo una corrupción y un control mayor, que permitió que tal número de complicidades se pudieran dar sin que hubiera, siquiera, filtraciones”; en ese sentido, el columnista cuestiona: “¿cómo hicieron para garantizar la secrecía entre tanta gente involucrada dentro del penal o en las áreas de vigilancia y videovigilancia?, ¿cómo evitar que nadie se preguntara por los ruidos en el subsuelo o por las horas que pasaba El Chapo con sus abogados, sus visitantes o sus mujeres en visita conyugal?, ¿cómo explicar que durante meses hubiera equipos que no funcionaban y que nadie reclamara para que fueran reparados?, ¿quién supervisa a jefes, encargados y sistemas?”.

Por su parte, el subprocurador de la SEIDO, Gustavo Salas Chávez, señaló que al menos 34 personas, entre exfuncionarios y personas al exterior, participaron en la fuga. De ellos, 29 están detenidos y procesados y los demás prófugos. Especificó que, de acuerdo con los testimonios, los ruidos fueron del conocimiento de la excoordinadora general de Penales Federales, Celina Oseguera, y de Valentín Cárdenas, entonces director de El Altiplano, quienes en lugar de investigar de dónde provenían, decidieron realizar la impermeabilización del techo en el área donde se encontraba Guzmán Loera, para disfrazar el martilleo proveniente del suelo.

 

Redacción. Huellas de México

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Redacción Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *