noviembre 4, 2014 By Redacción Huellas

Acusan de parálisis política ante crisis de seguridad

Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Ciudad de México a 4 de noviembre.- Los diputados federales de la comisión especial para el seguimiento de las investigaciones sobre los hechos registrados el día 26 y 27 de septiembre en Iguala entregaron un informe en San Lázaro en el que detallan las primeras investigaciones; en ese sentido, los legisladores documentaron irregularidades, «graves omisiones» y «múltiples contradicciones» de las autoridades locales encargadas de las primeras averiguaciones del caso; por lo que, los «resultados preliminares» de sus diligencias, afirmaron que los estudiantes de Ayotzinapa fueron víctimas de desaparición forzada y «es posible presumir que fueron igualmente víctimas de tortura o de tratos crueles, inhumanos o degradantes, así como de ejecuciones extrajudiciales en algunos casos».

Por lo que, la falta de sensibilidad política que exhibe el mandatario Enrique Peña Nieto tras anunciar su viaje a China hace cuestionar al periodista Eduardo R. Huchim, ¿Debe irse Peña Nieto?; al respecto, luego de los incidentes de violencia por los casos Tlatlaya y la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, así como la crisis generada en el país, el mandatario debe reflexionar sobre la demanda que en estos días recorre las redes sociales y las calles de veintenas de ciudades mexicanas, con repercusiones en el extranjero: su renuncia. En ese sentido, el talante de un político se observa con claridad en situaciones de crisis, no obstante su ineptitud también puede salir a relucir; por lo que, ante la crisis detonada por la desaparición de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, “el mandatario y su gobierno cayeron en el pasmo.” ; “(…) sus mensajes y conferencias de prensa han sido decepcionantes. Una decepción que también alcanzó a los padres de los desaparecidos, cuando entraron colmados de expectativas a una reunión con el Presidente y salieron vacíos de esperanza y llenos de frustración.”

A su vez, el comunicador Ciro Gómez Leyva, comparó el congelamiento de la autoridad, y el sentimiento de culpa que le causa al gobierno el #TodoSomosAyotzinapa con la primera quincena de enero de 1994, cuando se dio el levantamiento del EZLN en Chiapas. En ese sentido, refiere que ante la crisis política surgen propuestas desmesuradas con carácter nacionalista que exigen la renuncia del presidente Peña Nieto. Al respecto, Leyva criticó la nota de la revista New Yorker titulada: “¿Podrían 43 estudiantes desaparecidos encender una revolución?”; la cual calificó como una “nota de recuperación de clichés” que concluye con un provocador párrafo: “Los mexicanos tienen ahora otra oportunidad de reinventar políticamente su país (…) Porque muchos mexicanos están diciendo: es ahora o nunca”; por lo que, el periodista cuestiona, ¿Cuántos mexicanos dirán hoy que es ahora o nunca? ¿Cientos, millones, cuántos?; asimismo, Gómez Leyva afirmó que: «Lo mejor de estas notas es que se podrán releer en unos años. Estoy seguro que entonces se verá lo pobre que fueron en argumentos y estructuras.»

El medio internacional, The New Yorker publicó un análisis de Francisco Goldman, titulado “Crisis en México: ¿Podrán cuarenta y tres estudiantes detonar una revolución?, donde exponen que el Gobierno de Enrique Peña Nieto debe prepararse para una “condena y un gran tumulto social” si se confirma la muerte de los estudiantes. Asimismo, el semanario detalló en dicha publicación que tras la desaparición de estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, México está indignado por este acontecimiento y por toda la violencia social que se desata día con día, en donde los habitantes que parecían “anestesiados” hoy parecen haber despertado.

Además, el periódico The Guardian señaló que luego de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, Guerrero, se ha evidenciado, “cómo el crimen organizado sigue dominando la política local, y el contraste entre la retórica y la realidad a la que México está expuesto”. Al respecto, el medio inglés publicó una investigación de la periodista Jo Tuckman, su corresponsal en la Ciudad de México, donde refiere que el gobierno federal no ha podido evitar ser el centro de atención por “su incapacidad para actuar”, pese a que tiene nuevos niveles de coordinación e inteligencia para la estrategia de seguridad.

En contraparte, el presidente Enrique Peña Nieto ha insistido en la supuesta reducción de la tasa de homicidios en el país, pese a que la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) a cargo de la Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestra que 22.4 millones de personas afirmaron haber sido víctimas de un crimen en el último año, mientras que en 2012 fueron 21.6 millones.

Por su parte, el Comité de Familiares de Personas Detenidas-Desaparecidas en México ¡Alzando voces! (Cofaddem), estima que por cada denuncia de desaparición forzada, hay al menos cinco que no se denuncian.


 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *