junio 5, 2014 By Redacción Huellas

Sedesol asediada por crimen organizado en Guerrero

Comparte
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Ciudad de México a 5 de jun.- El trabajo de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), se ha visto afectado por el crimen organizado que acecha las zonas marginadas del estado de Guerrero.

En ese sentido, los servidores públicos de la Sedesol, el DIF o la Secretaría de Salud operan bajo alto riesgo en los municipios de la Tierra Caliente, la Costa Grande e incluso en el puerto de Acapulco.

Recientemente, la desaparición y posterior hallazgo sin vida de tres empleados de Sedesol en una fosa clandestina de Guerrero exhibe los altos riesgos en que trabajan los servidores públicos en las zonas marginadas.

Asimismo, hace unos días se informó de la decapitación del vocero de Salud de Acapulco y las extorsiones a las empresas dedicadas a la reconstrucción.

Por lo que, se han afectado desde la entrega de apoyos de programas sociales hasta la fumigación contra el dengue, e incluso, personal de Diconsa confirmó que hay desabasto de productos en comunidades debido al riesgo en los traslados, indicó Reforma.

Al respecto, el alcalde del municipio de Coyuca de Benítez, Ramiro Ávila, afirmó que han ofrecido dar seguridad en los traslados de empleados de la Sedesol.

A su vez, José Armenta Tello, delegado estatal de la Sedesol, refiere que el año pasado el crimen organizado les robó dos camionetas oficiales a los empleados que acudían a Tierra Caliente.

Agregó, «Esta región es la zona más peligrosa de Guerrero y por eso hemos recomendado a los trabajadores que no viajen de noche en las carreteras y que mucho menos hagan vida social».

Cabe señalar que el delegado estatal de Sedesol señaló, “Por cuestiones de seguridad tuve que sacar a mi familia del estado y para mí es muy difícil estar aquí, prácticamente trabajando solo, porque cuesta tener una familia lejos y cuesta en ambos sentidos, en el económico y en el anímico”.

Además, el vocero de la Coordinadora de Trabajadores de la Educación del Estado de Guerrero (Ceteg), José Barón, reveló que maestros de escuelas de educación básica en los municipios de Zirándaro y San Miguel Totolapan, ya no asisten a esas comunidades a impartir clases debido a las amenazas de grupos delictivos.

A su vez, José Durán Vera, coordinador nacional del Congreso Agrario Permanente (CAP) Nacional afirmó que el narcotráfico se ha incrustado en el campo guerrerense respaldado por malos funcionarios provocando que decenas de campesinos abandonen sus tierras y bajen los índices de producción, debido a que los campesinos se han convertido en víctimas teniendo que pagar porcentajes de su cosecha e incluso del recurso federal que les llega para sus proyectos productivos.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *