El IMSS decide quién puede tener hijos y cuántos; desde el exterior se dicta política poblacional

ff
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México a 15 de octubre.- El Estado mexicano se somete a las políticas de población diseñadas para mantener la Seguridad de Estados Unidos, critican analistas; en ese sentido, de manera constante se violan los derechos humanos de las mujeres que hacen uso de las instituciones públicas de salud.

La anticoncepción forzada —violatoria de varios derechos humanos—, es una práctica altamente común en México; al respecto, el caso de “Rosa María, mujer de 22 años, que radica en el DF, tras quedar embarazada se atendió en el IMSS. En dicha institución le pidieron que eligiera un método anticonceptivo, que le sería administrado después del parto. Ella dijo que deseaba hablarlo con su pareja. La trabajadora social la presionó: la llamó “inconsciente” por tener hijos a esa edad, le retuvo su carnet, la urgió a elegir el método que fuera, asegurándole que podría cambiar de opinión antes de dar a luz. Rosa admitió que colocaran un dispositivo intrauterino (DIU)”; en ese sentido, la negligencia médica y anticoncepción forzada a la que fue sometida Rosa está documentado en el informe más reciente del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) y la Red de Abogados por la Defensa de la Reproducción Elegida; mientras tanto, las instituciones de salud recurren a estas prácticas con el pretexto de reducir el nivel poblacional y la muerte materna por embarazos sin espaciamiento entre uno y otro, comentó HéctorDeMauleón.

En ese sentido, JoséJ.Castellanos criticó que el Enrique Peña Nieto con “orgullo” se someta al llamado Consenso de Montevideo, promovido por la CEPAL y cuya “profundización” fue parte de la temática de la Segunda Reunión de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe; al respecto, “esta agenda ha sido asumida y promovida a través del Consejo Nacional de Población e impulsada por la Secretaría de Relaciones Exteriores”. “El Consenso de Montevideo es parte de la agenda de los organismos internacionales para imponer a los países en desarrollo o emergentes políticas antivida. Podríamos decir que es la culminación de los esfuerzos planteados por el famoso Memorando de Estudio de Seguridad Nacional 200, “Memorándum Kissinger”, como elemento de Seguridad Nacional sobre las Implicaciones del Crecimiento de la Población Mundial para la Seguridad de EU y sus intereses de ultramar, adoptado por el Presidente Ford en 1975 y revelado hasta 1990”, detalló Castellanos.

Por otro lado, de cara a la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU, que se llevará a cabo en 2016 para tratar el tema de las drogas, se empiezan a escuchar distintas posturas; en ese sentido, unas apuestan por la legalización y regulación como la contenida en la tesis doctoral de Jorge Carlos Díaz Cuervo, que fue premiada por el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y otras son prohibicionistas y confusas, como la del Dr. Manuel Mondragón y Kalb quien sostiene que ya somos un país , sin aportar datos que lo prueben; por lo que, cabe la interrogante: “¿Qué posición tomará México en un debate propuesto por nosotros mismos?”.

 

Redacción. Huellas de México

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Redacción Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *