Capacitan a voluntarios en caso de contingencia en Vía crucis de Iztapalapa

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Los grupos de socorristas voluntarios que participarán durante la 175 representación de Semana Santa en Iztapalapa recibieron un curso de capacitación para saber cómo actuar ante los diversos factores de riesgo que se puedan presentar.

La Dirección de Protección Civil convocó a los voluntarios participantes a ese curso y ofrecer un servicio eficaz a la ciudadanía en caso de algún incidente durante los días de representación.

La capacitación estuvo a cargo del director de Protección Civil en Iztapalapa, Luis Eduardo Pérez-Ortiz Cancino, quien agradeció la presencia de los más de diez grupos voluntarios y los directores de las principales áreas de la demarcación relacionadas con la preservación de la seguridad en ese evento.

“El objetivo de reunirnos todos los involucrados en materia de Protección Civil es tener una clara perspectiva preventiva para monitorear adecuadamente los principales factores que puedan poner en riesgo la integridad física de los asistentes y, en caso de una emergencia, dar una solución eficiente lo más pronto posible”, expresó.

Entre los grupos voluntarios participantes está la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco; la Asociación de Scouts de México; el Agrupamiento Deportivo Militarizado Cóndor; Rescates México; Protección Civil UNAM; Guardias de México y Primeros Auxilios Iztacalco, entre otros.

El director de Protección Civil destacó que durante la 175 representación de Semana Santa se contará con un centro con los coordinadores de cada grupo voluntario, donde monitorearán las zonas con mayor afluencia para detectar cualquier anomalía o emergencia y actuar lo más pronto posible.

También detalló ciertos factores de riesgo a considerarse durante el Vía crucis, entre ellos, el aforo, pues con más de dos millones de asistentes, la seguridad vial, la zona peatonal y las salidas de emergencia deben ser prioridad.

Otro factor que se debe considerar es la correcta instalación de estructuras provisionales, que servirán como escenografía y las cuales deben estar colocadas en los lugares permitidos y señalizados, así como tener refuerzos y material de calidad a fin de evitar accidente, durante la procesión.

En cuanto a los negocios de comida que utilicen gas LP, no podrán tener un tanque mayor a los 10 kilogramos y deberán contar con manguera de seguridad y un extintor por local.

Los juegos mecánicos que se coloquen deberán reforzar su instalación eléctrica con cable de mayor grosor y evitar dejar la unión de conexiones en cruces peatonales.

Un factor más que puede poner en riesgo la integridad de los transeúntes es el equipamiento urbano, tales como coladeras, banquetas en mal estado y cables fuera de su lugar, a lo que personal de la delegación Iztapalapa recorrerá previamente las calles por donde pase la procesión para supervisar que todo se mantenga en las mejores condiciones.

Otro de los factores principales es el registro de un sismo durante la representación, en ese caso, los voluntarios están capacitados por sus instituciones para desarrollar el protocolo correspondiente, que incluye apoyo para colocarse en posición de seguridad, alejarse de bardas y objetos que se puedan caer, evitar el pánico y las estampidas humanas.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *