Papa Francisco abre puertas de esperanza para migrantes y refugiados

VATICANO.- El papa Francisco, al dirigir su primera bendición pública con el Angelus de 2018, pidió a las instituciones públicas y civiles asegurar un horizonte de paz para migrantes y refugiados.

Ante miles de feligreses en la Plaza de San Pedro, el papa recordó que la Iglesia católica celebra este día la Jornada Mundial de la Paz y que el lema de este año es: “Migrantes y refugiados: hombres y mujeres en busca de paz”.

Desde la ventana de su estudio privado en el Palacio Apostólico, el sumo pontífice alzó la voz de los  “hermanos y hermanas nuestros” los cuales, dijo, sólo invocan para su futuro un horizonte de paz.

“Por esta paz, que es un derecho de todos, muchos de ellos están dispuestos a arriesgar la vida en un viaje que en gran parte de los casos es largo y peligroso, están dispuestos a afrontar cansancio y sufrimientos”, agregó el representante del catolicismo.

“Por favor, no apaguemos la esperanza en sus corazones, ¡no sofoquemos sus expectativas de paz! Es importante que de parte de todos, instituciones civiles, realidades educativas, asistenciales y eclesiales, exista el compromiso para asegurar a los refugiados, a los migrantes y a todos un provenir de paz”, añadió.

Pidió a los presentes rezar para que este nuevo año puedan obrar con generosidad para realizar un mundo más solidario y acogedor, mientras encomendó “a María, madre de Dios y madre nuestra”, el 2018 que apenas comenzó.

Recordó que los viejos monjes rusos, místicos, decían que en tiempos de turbulencias espirituales era necesario recogerse “bajo el manto de la santa madre de Dios” y pensando en tantas turbulencias actuales, sobre todo en los migrantes y los refugiados, instó a rezar como ellos enseñaban.

 

Written By Huellas 2