Con coca y polémica afinan detalles de visita del papa a Bolivia

julio 8, 2015 By Huellas de México

Con coca y polémica afinan detalles de visita del papa a Bolivia

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

La Paz, Bolivia, 8 de jul.- Las ciudades bolivianas de El Alto, La Paz y Santa Cruz afinan hoy detalles para dar la bienvenida al papa Francisco que iniciará mañana una visita de tres días con una intensa agenda que incluirá una misa para centenares de miles de personas el jueves.

Las autoridades pusieron en vigor desde hoy en La Paz y El Alto una «ley seca» por la que está prohibido vender y consumir bebidas alcohólicas hasta el jueves, medida que también estará vigente en Santa Cruz entre el miércoles y viernes.

Adicionalmente, el Gobierno del presidente Evo Morales dispuso que mañana sea festivo en La Paz y en Santa Cruz el jueves para que la gente pueda participar masivamente en los actos oficiales.

Tras sufrir una nevada y temperaturas bajas en días pasados, en La Paz salió hoy el sol, pero en Santa Cruz cayó una inusual granizada, por lo que las autoridades eclesiásticas expresaron sus deseos de que mañana mejoren las condiciones climatológicas.

Los obreros municipales de El Alto continuaban hoy construyendo el «campus papal» donde Francisco emitirá un saludo al país ante decenas de miles de personas, tras llegar al aeropuerto de esa ciudad a las 16.15 hora local (20.15 GMT) procedente de Ecuador.

Según ha adelantado el Gobierno, es previsible que el papa masque o «acullique» hojas de coca para mitigar los efectos de la altitud de esa ciudad y de La Paz, situadas a 4.000 y 3.600 metros sobre el mar, respectivamente.

Aimaras se trasladarán desde el altiplano al campus para recibir a Francisco con cánticos en esa lengua nativa, antes de que el pontífice inicie el descenso hacia La Paz en un vehículo descubierto por la autopista de 11 kilómetros que une a ambas ciudades.

Los trabajadores continuaban mejorando hoy la vía donde está prevista una parada de Francisco para homenajear al jesuita español Luis Espinal, considerado en Bolivia un mártir de la democracia.

Espinal fue secuestrado, torturado y asesinado por paramilitares y su cuerpo fue hallado el 22 de marzo de 1980, cuatro meses antes de la instauración de la dictadura de Luis García Meza (1980-1981), a cuyos colaboradores se les acusa de haber hecho desaparecer pruebas del homicidio y de haber protegido a los autores del crimen.

El sitio elegido para los honores es la entrada hacia el Plan Autopista, desde donde todos los años parten las caminatas en homenaje al jesuita hasta el barrio donde fue hallado su cuerpo.

La Alcaldía de La Paz inauguró hoy en el lugar un memorial que incluye una escultura de una cruz y una biblia que lleva escrito el lema de la visita del papa a Bolivia, «Con Francisco anunciamos la alegría del Evangelio», además de jardineras con diseños especiales.

Tras recorrer el centro paceño, Francisco visitará en el Palacio de Gobierno al presidente Morales y después se trasladará a la Catedral Metropolitana para un encuentro con autoridades civiles.

En la noche del miércoles, el papa se trasladará a Santa Cruz, donde se hospedará en la casa del único cardenal boliviano, Julio Terrazas, y el jueves Francisco celebrará una misa ante centenares de miles de personas a los pies de la estatua del Cristo Redentor.

Allí se ha instalado un escenario que evoca la arquitectura de los templos de las misiones jesuíticas en la zona de la Chiquitania, en el que también habrá un altar, un atril, crucifijos y sillas talladas a mano por 18 artesanos del pueblo cruceño de Postrervalle.

Unos 700 sacerdotes concelebrarán la misa y 2.500 laicos distribuirán más de 750.000 hostias consagradas en la comunión.

La eucaristía será amenizada por dos coros, uno conformado por niños de orfanatos que cantarán en español y otro proveniente de Chiquitania, que interpretará música barroca y cantos en latín.

En la tarde, el papa tendrá un encuentro con sacerdotes, religiosas y seminaristas y después acudirá con Morales a la clausura del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares, que se celebra desde este martes en Santa Cruz.

El viernes visitará la prisión de Palmasola, una de las más conflictivas del país y cuyos reclusos expondrán al pontífice las principales carencias que padecen en justicia, salud y alimentación.

A esa visita se prevé que asistan presos de otras cárceles del país, que llevarán regalos hechos por ellos mismos.

Los de Potosí le obsequiarán un suéter de lana que lleva el nombre de Francisco; mientras que los de Palmasola le regalarán un cuadro tallado en madera de la Última Cena y una hamaca tejida a mano con los colores del Vaticano.

Francisco partirá a Paraguay el viernes alrededor de las 13.00 hora local (17.00 GMT).

 

Fuente: EFE


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *