mayo 18, 2015 By Ulises Navarrete

Con respaldo de Francisco, 40 mil fieles inician Gran Misión Católica en el Edomex

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tlalnepantla. Estado de México, mayo 17.- Con un exhorto del Papa Francisco a “hacer lio” y poner en práctica a una Iglesia que salga a las calles a llamar a los alejados para después transformar los ambientes concretos de la sociedad, más de 40 mil misioneros de la iglesia católica de la Arquidiócesis de Tlalnepantla, encabezados por el arzobispo monseñor Carlos Aguiar Retes, iniciaron este día la Gran Misión Católica.
A partir de las 11:00 horas, luego de la celebración de la misa de envío en el Domingo de la Ascensión, celebrada simultáneamente en las 203 parroquias del territorio Diocesano, que se ubican en Tlalnepantla, Atizapán, Naucalpan, Huixquilucan, Jilotzingo e Isidro Fabela, los 40 mil agentes de pastoral preparados salieron a las calles a tocar puertas con el propósito de llamar a todos los católicos a ser parte de la alegría de pertenecer a esta religión, así como a convocar a quienes se han distanciado de ella a reintegrarse a la alegría de la fe católica.
Carlos Aguiar Retes, arzobispo de Tlalnepantla, dijo al iniciar esta Gran Misión que el llamado a los fieles católicos y a quienes se han apartado de esta religión es a “sabernos redimidos y conocer que podemos, a través de nosotros, hacer que el espíritu de Dios transforme nuestras realidades personales, comunitarias y sociales”.
Este es la primera iniciativa en su tipo en México que materializa uno de los exhortos principales de la Iglesia católica planteados en Aparecida, Brasil, en donde se hizo un llamado a toda la jerarquía de la Iglesia católica a salir al encuentro de quienes forman parte esencial de la comunidad católica y la Iglesia misma, es decir, hombres y mujeres, ya sean niños o adultos, para estudiar la Palabra de Dios e integrarse a un dinamismo que permita influir en la sociedad desde los valores del Evangelio, desde los valores que Jesucristo ha aportado al mundo.
A la Arquidiócesis de Tlalnepantla le llevó tres años preparar esta iniciativa. Se trata por ello del inicio de todo un proceso hacia el futuro, de tal manera que no es un acto coyuntural, eventual o cultual, sino que es el arranque de un proceso pastoral que renovará a la Iglesia particular de Tlalnepantla, aseguró Aguiar.
Esta Gran Misión Católica es un proyecto que todos los obispos latinoamericanos se plantearon en 2007 durante la V Conferencia General de Aparecida, Brasil al reflexionar cómo la Iglesia puede cumplir su misión hoy, confrontando el cambio de época que vive la sociedad y poniendo en común los contextos socio-político-culturales de los países de América Latina.

La Gran Mision Católica en la Catedral de Tlalnepantla

“Esto es lo que el Papa Francisco ha dicho tantas veces, que quiere una Iglesia en salida porque él estuvo en Aparecida (como Cardenal de Buenos Aires) y porque estudió junto con los obispos este proyecto para América Latina y el Caribe”, mencionó.
En este sentido, Monseñor Aguiar Retes dijo que la Visita Pastoral a las parroquias le ha servido para concientizar y animar para esta Gran Misión Católica, “pero también los sacerdotes han experimentado que el salir a tocar puertas es beneficiosos incluso para su propia espiritualidad sacerdotal y experiencia pastoral, también los mismo fieles laicos que van a salir a Misión han hecho su retiro kerigmático ‘Del agua al espíritu’ y con ello han entendido bien que no es simplemente tocar puertas por tocarlas o saludar, sino es para anunciar a quienes son católicos, particularmente distantes, alejados o que hacen poca participación en la vida de la Iglesia, la importancia de integrarse a un dinamismo que nos permita influir en la sociedad desde nuestros valores del Evangelio, desde los valores que Jesucristo ha aportado al mundo”.
En esta jornada que inició desde las 10:00 horas, con la misa dominical, tiene como finalidad invitar a católicos y no católicos a que asistan el 24 de mayo, Domingo de Pentecostés a su propia parroquia a vivir el gran retiro kerigmático para pasar “del agua al Espíritu”, del bautismo a la plenitud, de lo que ha dado el sacramento del bautismo y la confirmación a ser discípulos misioneros; este retiro kerigmático, a su vez, tiene como finalidad formar pequeñas comunidades parroquiales donde los fieles se reunirán semanalmente para estudiar la Palabra de Dios e integrarse a ejercicios que les permitan influir en la sociedad desde los valores del Evangelio, desde los valores que Jesucristo ha aportado al mundo.
Cabe destacar que durante una visita al Santo Padre, el pasado miércoles 6 de mayo Carlos Aguiar le comentó al Papa todo el proyecto que ha realizado la Arquidiócesis de Tlalnepantla y pudo entregarle el Kit Misionero que llevaba su nombre, ‘Papa Francisco’, para hacerlo solidariamente el primer misionero en Tlalnepantla.
Por su parte, El Papa Francisco le dijo al Arzobispo de Tlalnepantla:
“Esto es verdaderamente un proyecto preparado, pensado y listo para desencadenar lo que les he pedido en la Evangelii Gaudium, agradezco el trabajo que esta Arquidiócesis de Tlalnepantla pueda ser un modelo de acción misionera que después pueda servir a otras Iglesias particulares… Hagan lío, como les dije a los jóvenes en Brasil, en la Jornada Mundial de la Juventud. Si son 40 mil misioneros seguramente van a hacer lío, van a hacer presencia y yo los bendigo para que esta Gran Misión Católica sea todo un éxito”.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *