noviembre 10, 2014 By Ulises Navarrete

Difunden autoridades eclesiásticas diálogo en materias de educación y cultura

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En un esfuerzo sin precedentes, del lunes 3 al sábado 8 de noviembre el nuncio apostólico en México, monseñor Christophe Pierre; monseñor Melchor Sánchez de Toca, subsecretario del Consejo Pontificio para la Cultura; Alberto Suárez Inda, arzobispo de Morelia y responsable de la Pastoral Educativa de la CEM, así como el M. en C. Eduardo José Corral Merino, secretario ejecutivo de las Dimensiones de Educación y Cultura de la CEM, participaron en distintos encuentros en cuatro estados de la República Mexicana: Michoacán, Guanajuato, Estado de México y Nuevo León, para promover, con distintos sectores de la sociedad, el diálogo en materia de educación y cultura.
En una serie de 24 encuentros, distribuidos en seis días, en donde participaron diferentes autoridades, a veces en forma conjunta y otras en forma separada, en compañía de los obispos locales, sacerdotes y laicos, de las localidades de Morelia, Moroleón, Uriangato, Celaya, Toluca y Monterrey, a través de conferencias, mensajes, reuniones de diálogo y de intercambio de pareceres y, por supuesto, la Eucaristía.
En todos estos encuentros se promovió el documento del Episcopado Mexicano “Educar para una Nueva Sociedad”, así como los Talleres de Educación para Padres de Familia al Servicio de una Nueva Sociedad.
En estos encuentros destacó la participación del XVI Congreso Nacional de USEM (Unión Social de Empresarios de México), que tuvo por tema Formación de Capital Social, realizado en Metepec, Estado de México; el 100 aniversario de servicio educativo del colegio Fray Miguel Zavala en Moroleón, Guanajuato; la institucionalización del Centro de Evangelización de la Cultura de la Arquidiócesis de Morelia; la participación en el encuentro que se llevó a cabo en la Universidad Vasco de Quiroga, en Morelia, de la Organización de Universidades Católicas de América Latina; la visita a la comunidad educativa de la Universidad de Monterrey (UDEM) y del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM); así como el diálogo con 800 estudiantes, maestros y directivos de colegios, autoridades civiles de Celaya, Guanajuato, y otro con estudiantes de Monterrey para jóvenes que estudian licenciaturas vinculadas con la docencia.
Durante esta gira se tuvo posibilidad de dialogar con los gobernadores de Nuevo León y Michoacán, así como con los presidentes municipales de Metepec (Estado de México), Yuriria, Moroleón, Uriangato, Celaya y Apaseo, en Guanajuato.
En los eventos prevaleció una dinámica de diálogo en un ambiente de respeto, calidez y fraternidad, en donde los representantes de la Iglesia no sólo hablaron, sino también escucharon el sentir y parecer de maestros, estudiantes, responsables de planteles educativos, autoridades civiles y, por supuesto, personas de la Iglesia católica y la sociedad civil.
Dentro de los muy distintos diálogos resaltan las figuras del grupo de rectores de Centroamérica y el Caribe, pertenecientes a ODUCAL; Stephano Zamagni, profesor de Economía de la Universidad de Bolonia, Italia; el filósofo Luis Roberto Mantilla Sahagún, rector de la Universidad Latina de América, de Morelia; Roberto Servitje Sendra, fundador del Grupo Bimbo y presidente honorario de USEM-Confederación; David Noel Ramírez Padilla, rector del Sistema ITESM, entre otros.
Durante los encuentros el nuncio apostólico explicó los esfuerzos de los obispos de América Latina en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano, así como del papa emérito Benedicto XVI y del papa Francisco, sobre esta materia, que se sintetiza en la frase: “emergencia educativa”.
Explicó constantemente el hecho de que la cultura está en una cierta crisis, en virtud de que la tradición, es decir los marcos epistemológicos y culturales básicos se están resquebrajando frente a esquemas ideológicos enmarcados en un relativismo que vacía al hombre de sentido, de identidad. Sin embargo, señaló que hay un humanismo que durante mucho tiempo se ha ido formando, que si recupera las bases antropológicas fundamentales del ser humano, podemos abrir un nuevo futuro con valores y virtudes propios de una cultura fincada en la verdad, la belleza, la solidaridad, la justicia y la fraternidad. Llamó a todos a asumir el riesgo de la educación, en una dinámica de corresponsabilidad y libertad.
Tanto en las Arquidiócesis de Morelia y Monterrey se realizaron eventos donde se congregó al presbiterio, a los religiosos, a representantes de grupos y movimientos, así como de escuelas católicas, y agentes laicos de pastoral en general, para promover estos temas.
Por su parte, monseñor Melchor Sánchez de Toca continuamente ayudó a reflexionar sobre el cambio de época. Es decir a descubrir los grandes fenómenos culturales que están marcando este nuevo tiempo, con el fin de entenderles y dar respuesta a ellos, retomando lo bueno que hay en ellos, así como señalando las particularidades que no ayudan a promover lo más propiamente humano. Por otro lado, resaltó la necesidad de que toda iniciativa educativa, debe revisar el marco cultural de este tiempo, pues “la educación es un andamiaje que nos ayuda a modelar cierta cultura, y toda cultura es producto de un camino educativo”.
Mientras que el arzobispo Alberto Suárez Inda y el padre Eduardo Corral continuaron la promoción del documento del Episcopado Mexicano Educar para una Nueva Sociedad, así como el nuevo instrumento pedagógico Talleres de Educación para Padres de Familia al Servicio de una Nueva Sociedad, que pueden implementarse no sólo en ambientes eclesiales, sino en todo aspecto social.
Finalmente, se señala que en todas las ciudades que se procuraron en esta gira, se hizo un esfuerzo especial por atender y salir al encuentro de los medios de comunicación social.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *