junio 11, 2014 By Redacción Huellas

Suspenden a sacerdote que violó el celibato, tiene hija de 9

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Ciudad de México a 11 de junio.- En Líbano se calcula que la mitad de los sacerdotes diocesanos del rito oriental están casados, sostienen una familia, administran sacramentos y están en comunión con la Santa Sede; no obstante, la otra mitad de los sacerdotes permanece célibe.

Cabe mencionar que los seminaristas del rito oriental pueden casarse antes de ordenarse sacerdotes. Sin embargo, después de ordenarse, no se les permite contraer matrimonio. En ese sentido, es más probable que el sacerdote diocesano casado no sea designado obispo: suelen ser elegidos entre los monjes, que tienen voto de castidad.

Por su parte, esposas de sacerdotes católicos mexicanos solicitaron al Papa Francisco el fin del celibato; las tres mujeres Susana, Silvana y Judith, parejas de curas mexicanos argumentaron que un ministro con esposa e hijos tiene más visión y sensibilidad para comprender los problemas de la comunidad, apoyados por una mujer que los ama. La petición de estas tres esposas se suma a la que hicieron las 26 italianas que también escribieron al Papa.

Mientras tanto, a mediados de 2000, Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco, fue el único integrante de la Iglesia católica que visitó en el hospital al obispo argentino Jerónimo Podestá, quien protagonizó un escándalo en la Iglesia Católica por haberse casado con su secretaria, Clelia Luro, la cual, lo acompañó al Vaticano durante el proceso para despojarlo de su investidura.

En opinión de especialistas en Teología, el celibato no aparece como un mandato o condición necesaria que impusiera Jesús de Nazaret a sus seguidores; al respecto, citan la Primera Carta a Timoteo del Nuevo Testamento la cual dice:

“Es, pues, necesario, que el obispo sea intachable, fiel a su esposa (otras traducciones: “hombre de una sola mujer) sobrio, modesto, cortés, hospitalario, buen maestro, no bebedor ni pendenciero, sino amable, pacífico, desinteresado, ha de regir su familia con acierto, hacerse obedecer por sus hijos con dignidad; pues si no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo se va a ocupar de la Iglesia de Dios?”

Asimismo, el sacerdote Alejandro Solalinde, defensor y activista de la causa migrante, afirmó que el celibato es un dogma, y no debería de ser un requisito para seguir a Jesús, tras reconocer que él mismo ha quebrantado la norma eclesiástica.

No obstante, el Arzobispado de León, informó que el exvocero de la arquidiócesis, el sacerdote Jorge Raúl Villegas Chávez, fue suspendido del ministerio luego la presentación de una demanda por parte de una mujer que exigía al párroco que reconociera la paternidad de una menor de 9 años; por lo que, esta demanda derivó en un proceso en el Tribunal Eclesiástico, indicó el Arzobispado.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *