Sheibaum quiere borrar su pasado

En 2004 su ex esposo, Carlos Imaz, fue declarado culpable por recibir dinero de Carlos Ahumada

Enrique Sánchez Márquez

El video que fue en algunos espacios desaparecido, donde platicaban el empresario argentino Carlos Ahumada y el entonces delegado en Tlalpan, Carlos Imaz, donde se mostraba que le eran entregados fajos de billetes, como lo hiciera en su momento con René Bejarano, reaparece en redes sociales.

Ahora ante el fragor de la lucha electoral por la Ciudad de México los restos y trozos de ese video se muestran hasta crear un fenómeno viral de más de 4.7 millones de reproducciones.

Cuando Andrés Manuel López Obrador llegó a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal en 2000, nombró a Claudia Sheinbaum, secretaria de Medio Ambiente; por su lado, Carlos Imaz ganó las elecciones para convertirse en jefe delegacional de Tlalpan en 2003, sin embargo, tuvo que abandonar su cargo después de la publicación de un video donde recibe 350,000 pesos de parte del empresario Carlos Ahumada, por lo que sólo ocupó la jefatura cinco meses y medio.

El 19 de marzo de 2004, Claudia Sheinbaum asegura que le cree a su esposo, que Rosario Robles fue el vínculo entre su esposo Imaz y Carlos Ahumada.

Refrescar la memoria de los capitalinos a través de las retransmisiones de este video le ha costado porcentajes en la intención del voto de los ciudadanos, y no puede evitar que se acerque constantemente Alejandra Barrales, candidata para gobernar la Ciudad de México, la coalición Por México al Frente.

El deterioro progresivo de la imagen de Claudia Sheinbaum no sólo tiene que ver con este incidente en el que siempre trató de restarle importancia y salvar a su pareja de las críticas de la opinión pública y la clase política. También está el caso de la escuela Rébsamen que el 19 de septiembre de 2017 colapsó, donde muriendo 21 niños.

En septiembre de 2016, es decir, un año antes del terremoto, el Invea determinó que el Colegio Enrique C. Rébsamen violó el uso del suelo y excedía el número de niveles permitidos. Además, dio a conocer que el plantel no contaba con el permiso de Seduvi para operar y, por si fuera poco, señaló que la propietaria de la escuela presentó documentos falsos para operar. Todo esto dentro de la administración que en ese entonces encabezaba Claudia Sheinbaum.

Ante esta situación el abogado de los padres de los niños muertos, Enrique Fuentes, asegura que la delegada tenía la intención de actuar, pero se abstuvo de hacerlo.

Otro de los factores que no hablan bien de la tarea realizada por Claudia Sheinbaum fue el hecho de que cuando era secretaria del Medio Ambiente tenía a su cargo las grandes obras de la Ciudad de México, que eran competencia exclusiva de la Secretaría de Obras.

En agosto de 2017, tras “ganar” la dudosa encuesta interna de Morena para contender por la candidatura a la jefatura de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum hace un video en el que le dice a Monreal: Ricardo, hay que saber perder.

Pero dentro de Morena se creó una inconformidad que pudo desatar una división sustancial en sus filas, toda vez que Claudia Sheinbaum fue elegida por Andrés Manuel López Obrador por dedazo, tomando en cuenta su enorme capacidad de sumisión.

El papel de Claudia en la construcción de los segundos pisos fue de sumisión, solo acataba órdenes. En agosto de 2017 se cayó una viga del segundo piso que ella supervisó.

Los contratos para los segundos pisos fueron adjudicados por Claudia Sheinbaum de manera directa.

Ante esta realidad, en encuesta realizada en noviembre de 2017, 41.9 por ciento de los habitantes de Tlalpan desaprobaron la gestión de Sheinbaum, y solo 6.8 avala su desempeño al frente de la delegación.

Este es el arsenal de culpas y puntos oscuros con el que Sheinbaum quiere competir por la gubernatura de la Ciudad de México, por seis largos años.

Written By Huellas 2