Gómez Urrutia a las minas del Senado

El miedo no anda en burro

Por José Santos Navarro

Quedan 96 horas a Napoleón Gómez Urrutia para registrarse en el Senado de la República: la foto, su credencial, su huella digital y rendir protesta el 29 de agosto junto con todos los integrantes que conforman la próxima legislatura en la Cámara Alta. Llegará acompañado de su abogado y un respectivo amparo.

“Sin esconderse y caminando llegará Gómez Urrutia”, afirmó Ricardo Monreal, quien ya hizo contacto con el ex líder sindical minero, a quien explicó la necesidad e importancia de que esté físicamente en México para realizar todos los trámites que tenga que hacer, para incorporarse a la bancada de Morena.

Hay una gran expectativa, porque, existe el temor de que la autoridad mexicana, como suele hacerlo, se saque un as de la manga y haga pasar un mal rato no a Gómez Urrutia, sino al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Aseguran que el controvertido dirigente sindical que ha vivido los últimos 15 años en Canadá, tras la persecución que en su contra inició el entonces presidente de México, el panista Vicente Fox, para inculparlo por la tragedia de la Mina Pasta de Conchos, donde fallecieron 65 mineros el 19 de febrero de 2006.

Gómez Urrutia puso tierra de por medio. Se fue a Canadá, donde tiene muy buenas relaciones, toda vez que varias empresas canadienses explotan minas en México y, no faltó quien le echara la mano para esconderse y evitar quizá la justicia, quizá una vendeta de Vicente Fox, a quien le urgía un chivo expiatorio, para calmar el enojo social, ante tamaña tragedia en la citada mina.

De un momento a otro, llegará a México Napoleón Gómez Urrutia, tendrá que presentarse físicamente en el Senado de la República, hacer sus trámites necesarios y, ya se verá si la PGR vuelve a dar otro bandazo o, ya se queda quieta en lo que queda de este año de Hidalgo.

Written By Huellasmx