Gobierno gastó 37.725 mdp en publicidad en tres años

tele de paga
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

El gobierno federal gastó 37 mil 725 millones de pesos en publicidad de 2013 a la fecha. La cantidad superó en 15 mil 162 millones lo aprobado por el Congreso e hizo caso omiso del recorte de 10 por ciento que Hacienda decretó desde 2015 como parte del recorte al gasto público.

El Informe elaborado por Fundar, Centro de Análisis e Investigación, señala que esta cantidad es cuatro veces el presupuesto del Programa de Productividad Rural de Sagarpa y cuatro veces el presupuesto de un año de Becas de Posgrado de Conacyt.

Televisa y TV Azteca son los medios que más se han beneficiado de estos gastos y son la Secretaría de Salud, la de Desarrollo Social y Educación Pública las entidades federales que más han gastado en 2015 y 2016, a pesar de los recortes que se les han aplicado.

Cabe recalcar que nunca antes un Presidente había gastado tanto en publicidad, como Enrique Peña Nieto. El mandatario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) rompe con todas las marcas de sus antecesores. Para dar tanto a los medios, el Presidente debió brincarse, año con año, los presupuestos aprobados por el Congreso.

El informe precisa que el gasto, que tan sólo para 2016 fue de 10 mil 698 pesos, se ha realizado a pesar que desde 2015 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que los gastos de Comunicación Social tendrían recorte de 10 por ciento.

Además, se detectó un sobreejercicio constante, ya que se ha gastado 71.86 por ciento más del monto aprobado por la Cámara de Diputados. Es decir, 15 mil 162 millones de pesos. En el último año, 10 medios fueron los que concentraron 49 por ciento del gasto.

Por medios, televisión se llevó el 35 por ciento, radio el 19 por ciento, medios impresos el 17 por ciento e Internet entre el 7 y el 5 por ciento.

Para Fundar, el tema de la publicidad oficial se enmarca en el contexto de las agresiones a la prensa que vive “uno de los años más mortíferos”.

Otra causa del estudio es el seguimiento a la promesa no cumplida de Peña Nieto que fue crear una instancia reguladora de la publicidad oficial, sin embargo, hasta la fecha no se ha hecho nada. Por eso se insta a diseñar mecanismos que garanticen la rendición de cuentas en materia y avanzar hacia una regulación “para garantizar medios de comunicación independientes y sólidos”.

Se encontró que de 2013 a 2016, el gasto aumentó 31.21 por ciento, pasando de los 8 mil 154 millones de pesos a los 10 mil 699 millones de pesos. De seguir la tendencia actual Peña Nieto ejercerá un monto cercano a los 60 mil millones de pesos en este rubro al final de su administración.

Javier Garduño, de Fundar, comentó que la tasa de crecimiento de 7.5 del gasto, el monto es sumamente elevado en un contexto en que se ha insistido que hay una crisis en las finanzas y de contención del gasto público.

Por su parte, Carlos Brito, de la Red por los Derechos Digitales, comentó el hecho de que en medios tampoco han entrado al debate y es un caso de normalización que es inaceptable.

En tanto, Ana Cristina Ruelas, Directora de Artículo 19 México, la publicidad oficial se ha convertido en uno de los tipos de violencia más complejos contra la libertad de expresión.

Precisó que el problema no es la publicidad oficial o el pago a medios, sino la no rendición de cuentas y el uso indiscriminado del dinero con el objetivo de controlar el flujo de la información.

Rocío Stevens, de Oxfam México, comentó que la estructura del gasto de la publicidad es un espejo de la economía mexicana, en el que unos pocos hacen las reglas del sistema, las capturan en detrimento del poder público.

“La no regulación nos lleva a inflar el ego de los políticos. Los 36 mil 261 millones de pesos equivalen 24 millones de pesos diarios y eso es el salario mínimo de 300 mil personas en este país”, agregó Rocío Stevens.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter2Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *