Espacios dignos y servicios para todas las escuelas: Nuño

septiembre 22, 2015 By Huellas de México

Espacios dignos y servicios para todas las escuelas: Nuño

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Reconoce el secretario de Educación, Aurelio Nuño que en México existen más de once mil escuelas sin baño, sin techo, sin luz y sin agua; que el problema es mayor en los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, pero, hizo el compromiso de que al final de este sexenio estarán rehabilitadas –con espacios dignos- el cien por ciento todas las escuelas a través del Fondo de Aportaciones Múltiples que, asegura, no son deuda.

Entrevistado en el programa de televisión “La Hora de Opinar” que conduce el periodista Leo Zuckermann, el titular de la SEP fue cuestionado sobre la falta de infraestructura en las escuelas: no hay baños, ni agua, ni luz, ni techo, ni piso… Pero, el joven funcionario refrendó el compromiso con la educación y, aseguró que al final del gobierno de Enrique Peña Nieto todas las escuelas tendrán instalaciones dignas.

¿Falta de calidad física en las escuelas: no tienen baños, agua, electricidad. Cómo se avanza: hay un programa de recuperación de las escuelas y, cuándo va a estar arreglado. Es inaceptable que con el presupuesto que tiene la SEP haya escuelas en abandono. Hay un programa específico para solucionar este problema? Héctor Aguilar Camín.

-El censo educativo generado por la reforma educativa, precisa que en México hay 260 mil escuelas desde preescolar hasta educación universitaria, en educación básica hay cien mil planteles –primaria y secundaria- y algunos de ellos son los que están en el peor estado físico: 11 por ciento de las escuelas en México no tienen baños. Este es peor en los estados con menos desarrollo como Oaxaca, Guerrero, Chiapas esta cifra llega hasta el 30 por ciento de escuelas que no tienen baño.

¿Qué estamos haciendo? Existe un nuevo programa de infraestructura que anunció el presidente Enrique Peña en su informe de gobierno que permitirá al sector educativo tener 50 mil millones de pesos adicionales a los recursos fiscales que sumados serán 75 mil millones de pesos para los próximos tres años y arreglar la infraestructura educativa del país y, también, para construir nuevos planteles.

¿Qué cálculo preliminar tenemos? Que con la suma de estos dos mecanismos, los 50 mil millones de pesos, más los 25 mil millones de pesos extras que tendremos por presupuestación normal, se van a mejorar cerca de 50 mil escuelas. Si en educación básica hay cien mil escuelas, esto, al final del sexenio dejará prácticamente la totalidad las de las escuelas en condiciones dignas.

¿Le van a dar el dinero a los estados? Leo Zuckermann.

-Cómo funciona este mecanismo: los estados hacen un acuerdo con la SEP Y Hacienda; a partir de ese acuerdo los estados aceptan ceder el 25 por ciento del Fondo de Aportaciones Múltiples (el FAM) por los próximos veinte años. Esos recursos que ceden a la SEP se van a un fideicomiso y de ahí, el dinero va directo a las escuelas. No pasa por intermediarios, es un programa que va a tener niveles de trasparencia muy elevados.

¿Quién va a construir o reconstruir los baños, cómo va a ser ese proceso, serán contratistas privados? Aguilar Camín.

-Hay una participación de la SEP a través del INISEP que construye las escuelas. Tenemos que hacer los acuerdos con los estados y de manera conjunta se define qué es lo que requiere ese plantel. Nosotros llevamos el recurso, se tendrá que hacer una contratación de obra pública. No hay una triangulación de recursos. No se le depositan al estado y el estado al municipio y luego van a la escuela, ahora primero nos coordinamos con la autoridad estatal, definimos junto con ellos cuáles son los planteles que vamos a arreglar y en los convenios que vamos a firmar debe venir ya la lista de cuáles son las escuelas a las que vamos a mejorar. Eso va a ser público y totalmente trasparente y todo mundo va a saber que en su estado determinado número de escuelas –con nombre y apellido- las que se van a arreglar, porque son las que más lo necesitan y, además dónde y cuándo se van a construir otras escuelas.

Con ese dinero que está en el fideicomiso vamos de manera directa a las escuelas en coordinación con los gobiernos estatales y hacemos la obra.

¿Ese dinero lo vamos a empezar a tener cuándo? Héctor Aguilar Camin.

-En cuanto podamos firmar los acuerdos con los gobiernos estatales. Incluso se podrían ejercer en este mismo ejercicio.

¿Los certificados de estructura son deuda, pero, creo que es para un buen propósito? Leo Zuckermann.

¿Creo que es una deuda más cara que los Cetes y para esconder lo que es deuda se crea un mecanismo que en una de esas resulta más caro? Javier Tello.

-No es deuda y no es deuda porque el gobierno no está pidiendo prestado. Aquí, tenemos una gran ventaja el FAM es un programa que existe por ley, incluso la ley de coordinación fiscal asigna que el 0.8 por ciento de la participación federal se tienen que destinar a este fondo que tiene plena estabilidad e incluso podemos saber cuánto va a tener para los próximos 20 años. No hay necesidad de contratar deuda porque sabemos que esos recursos van a existir y van a estar ahí.
Esos recursos se van a un fideicomiso sobre el cual, el gobierno no tiene respaldo, es decir, quienes compren estos bonos –que será el sector privado a quien se le dará un rendimiento-, pero un rendimiento muy bajo porque la probabilidad de que esos recursos existan, entonces quien compra esos bonos, sabe que está comprando recursos seguros, porque sabe que en los próximos veinte años –porque está en la ley- ya sabe cuánto dinero va a tener y sabe que va a estar en ese fideicomiso, entonces comprar esos bonos tiene la absoluta seguridad de que se van a pagar y, no requiere del respaldo del respaldo del gobierno y por ello no se contabiliza como deuda.

No es deuda, eso no entra en la contabilización de la deuda pública. No se puede contabilizar como deuda, es un mecanismo financiero que por ciento es utilizado en otros países, recursos donde de manera muy simple en lugar de esperar 20 años para gastártelos, de manera fragmentada, lo mismo no te alcanza para grandes obras, o los traes al presente para que en tres años te permita hacer una obra de infraestructura como no se ha tenido en este país desde hace años.

El programa cuenta con un crédito puente de Banobras y por ello, en cuanto tengamos los convenios firmados con las entidades, antes, incluso de emitir los bonos en la Bolsa, vamos a tener de entre cuatro y cinco mil millones ya disponibles a través de este crédito puente que en cuanto se emitan los bonos, se le pagará a Banobras.

La capacidad de ejecución que va a tener este programa es de significancia brutal, mucho más que si se asignara por los mecanismos tradicionales del presupuesto.

¿El cien por ciento de los planteles, serán rescatados? Héctor Aguilar Camín

– Si hablamos que el 11 por ciento de los planteles no tienen servicios, con este mecanismo se podrá intervenir cerca del 25 por ciento de las escuelas para darle luz, techo, baños y otros servicios como nunca se ha registrado en el país.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *