enero 21, 2015 By Huellas de México

La dinastía San Román y el paraíso de Peña Nieto en Ixtapan

Comparte
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

Toluca, Edomex, 21 de ene.- En Ixtapan de la Sal son muchas las historias que se conocen acerca de la familia San Román, acaudalado clan que ostenta insólitos privilegios que le han permitido convertirse en los caciques y monarcas privados de la región, y no solo acerca de ellos, sino también acerca de los excesos cometidos en un residencial de élite de su propiedad, ocupado por muchas de las figuras políticas y allegados al grupo Atlacomulco.

Desde hace más de siete décadas, la familia San Román, llegó a establecerse en Ixtapan de la Sal, y fue a partir de una concesión federal de 1947, para la explotación de los borbollones termales de San Gaspar, lo que detonó todo un imperio, que se mantiene y se ha venido fortaleciendo hasta nuestros días, hasta el punto de monopolizar practicamente la oferta turística de uno de los municipios más visitados para este rubro, en el Estado de México.

Los San Román poseen además el privilegio de recibir 10 veces más de agua que la que recibe todo el municipio (158.7 litros por segundo, contra 16.2 l/s que recibe el municipio, según una investigación de Graciela Cruz Jiménez), pues es alta la demanda de muchas de sus empresas como el Parque Acuático Ixtapa, el hotel Ixtapan Golf Resort Country Club, el fraccionamiento Residencial Ixtapan, además de diversas constructoras, colegios y el Country Club Gran Reserva, exclusivo club residencial al que solo se puede ingresar por recomendación de otro miembro.

Fue Arturo Montiel uno de los primeros en comenzar la tradición de afincarse en este prestigioso club; de hecho es poseedor de uno de los espacios más exclusivos del residencial, justo en la cima de la zona; «un palacete con alberca de dimensiones olímpicas, cincuenta metros de largo por cuatro de ancho; un carril de competencia y abastecida con 33 mil litros de agua», como describe el periodista de investigación Elpidio Hernández.

Arturo Montiel, quien fuera acusado y exonerado espontaneamente de los delitos de peculado y enriquecimiento ilícito, tío del presidente Enrique Peña Nieto, y poseedor también de un castillo en Francia, fue quien eligió este lugar como uno de sus trincheras importantes, sede de importantes cónclaves de la clase política mexiquense, motivo por el cual se ha convertido en un espacio cotizado y buscado por los políticos y empresarios en ascenso.

En este residencial también viven figuras de la política como Luis Miranda Nava, Alfredo del Mazo, David Sánchez, así como empresarios y comunicadores como Jorge Ramos Campirán, Tonatiuh Bravo, Luis Maccise, Michael Devlyn, Daniel Garcés, Antonio Hawa, Gerardo Mata o la familia Domit, entre otros, además de muchos más que al menos acuden frecuentemente a jugar golf o visitar a los amigos, como Osorio Chong, Ricardo Aguilar Castillo, David Korenfeld y hasta Onésimo Cepeda.

Fue Don Arturo San Román Widerkehr, quien se mantenía hasta su muerte como el principal accionista de las principales empresas de la familia, tales como el Parque Acuático Ixtapan y las firmas Zona Uno y Constructora Urbanizadora Ixtapan, estos son algunas de las empresas que recibieron licitaciones por más de 100 millones de dólares durante el gobierno de Peña Nieto, como documentó Wall Street Journal.

También es en este mismo residencial, donde la clase política cercana a Montiel y Peña Nieto realiza muchos de sus encuentros más relajados e íntimos, donde se conocen y llegan a acuerdos en la intimidad y al calor de los excesos, los cuales son un secreto a voces en todo el municipio, donde son célebres las francachelas, por decirlo menos, que la élite priista lleva a cabo en dicho lugar, que el mismo Peña Nieto a descrito como «de recreación».

En 2010, también fueron publicadas por una revista del corazón, fotografías de la casa de Peña Nieto en Gran Reserva; «diseñada como villa de descanso, es de dos plantas y amplia terraza, cuenta con cinco recámaras, dos salas de televisión, área de juego, estancia, comedor, desayunador, cocina equipada, estacionamiento, jardín, acabados de mármol y una fuente que simula un río».

Aunque no todo ha sido diversión para el actual presidente; en 2008 vivió de cerca el asesinato de su amigo y en ese entonces presidente municipal de Ixtapan de la Sal, Salvador Vergara Cruz, quien fue asesinado en una emboscada; y es que la zona también ha sido desde hace mucho tiempo, región de conflicto entre grupos de la mafia, al ser ruta del trasiego del mercado negro hacia Guerrero. El actual alcalde también ha llegado a ser investigado por la operación del crimen organizado en su municipio, donde fueron consignados varios elementos de las fuerzas públicas por sus nexos con los cárteles de la droga.

Destaca también que este miércoles se ha hecho pública una fotografía en la que se pone en evidencia que Roberto San Román Dunne y su esposa fueron los padrinos de Paulina Peña Pretelini y su primo Gerardo Salim Pretelini, es decir que Peña Nieto y los San Román, son compadres.

Aún esta por verse hasta donde llega este nuevo escándalo, pues nuevamente se está poniendo en tela de juicio, y a nivel internacional, la calidad ética y moral de un gobierno que se ha cimentado mediante amistades y complicidades que han permitido el enriquecimiento y empoderamiento de un grupo de políticos y empresarios, quienes han sacado ventaja de sus puestos públicos para favorecer y retribuir favores políticos.

Lo que comienza a hacerse público acerca de Gran Reserva, la familia San Román y el clan Atlacomulco, es solo la punta de un Iceberg de acuerdos y relaciones políticas, que están marcando el rumbo de un país entero.

 

Raúl Flores Durán. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *