octubre 27, 2014 By Redacción Huellas

AMLO, omisión o desmemoria

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México a 27 de octubre.- De acuerdo con militantes del PRD, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue advertido de los nexos criminales de José Luis Abarca quien recientemente fue acusado por la PGR de ser autor intelectual de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa; no obstante, el político tabasqueño avaló su candidatura, que, a la postre, resultó en su llegada a la Alcaldía de Iguala.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador durante el mitin que realizó en el Zócalo el día de ayer, se desmarcó del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, al afirmar que no lo conoce; en ese sentido, el líder de Morena indicó: “En el caso de Iguala no conozco al ex Presidente Municipal prófugo, y miren que no es un asunto sencillo, porque yo estoy constantemente recorriendo el País. Siempre estoy en las plazas públicas y saludo a todos y me tomo la foto con todos”.

Cabe recordar que a finales de mayo o principios de julio de 2012, cuando era candidato de a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, le dio al diario Reforma la mayor credibilidad señaló Federico Arreola. Luego de que el rotativo lo ubicó en sus encuestas a cuatro puntos del priista Enrique Peña Nieto. En ese sentido, unos 15 días antes de que esa encuesta se publicara, en Iguala, Andrés Manuel tuvo un encuentro con José Luis Abarca, en ese tiempo aspirante a la alcaldía. Dicha revelación la ha hecho el periódico Reforma.

En su artículo titulado «El Alzheimer de El Peje», Adrian Rueda, criticó la desmemoria del político Andrés Manuel López Obrador con respecto a que el político niega recordar a José Luis Abarca; en ese sentido, el comunicador destacó que el tabasqueño no recuerda a Abarca ni porque perredistas de Iguala le rogaron que no lo apoyara por sus vínculos con el crimen organizado; asimismo, agregó Rueda «tampoco se acuerda que Lázaro Mazón —recién cesado como secretario de Salud de Guerrero—, a quien AMLO había destapado como candidato de Morena a gobernador de Guerrero para 2015, fue quien le recomendó al hoy alcalde prófugo.» Además, en su “Alzheimer pasajero”, seguramente Andrés Manuel no recuerda que precisamente Mazón era el que entregaba los fajos de billetes en efectivo para su campaña presidencial; su equipo lo recuerda perfectamente, sentenció el comunicador.

A su vez, los coordinadores del PRI en las cámaras Diputados y Senadores se lanzaron en contra del ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador. Al respecto, Emilio Gamboa, coordinador del PRI en el Senado, consideró que el deslinde respecto al ex Edil prófugo de Iguala, José Luis Abarca, lanzado por el fundador de Morena en el Zócalo no lo exime para liberarse de su responsabilidad en el caso Iguala.

Por su parte, Martí Batres, presidente del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, rechazó que Andrés Manuel López Obrador tenga responsabilidad en la designación de José Luis Abarca como candidato a la Alcaldía de Iguala y rechazó las críticas del PRI al respecto.

Además, aunque es cierto, que Andrés Manuel, no apoyo a Ángel Aguirre como candidato a gobernador del PRD en 2010; es cierto, también, que para asistir a un solo mitin de Aguirre, López Obrador, le exigió firmar un documento –en el que pidió medidas de política social para Guerrero–, que el ahora exgobernador no quiso subscribir. No obstante, AMLO, no dijo que Ángel Aguirre llegó al PRD invitado por Marcelo Ebrard y Los Chuchos, quienes llevaron a las filas del perredismo, por mera rentabilidad electoral, a un priista viejo que ya había sido gobernador y había participado en otras matanzas.

En ese sentido, en opinión de San Juana Martínez: «Cuando un partido político traiciona sus principios, se desvía de su objetivo original, ignora las criticas para corregir y comete errores de manera constante, su destino manifiesto es la autodesaparición.» La periodista considera que «si Heberto Castillo levantará la cabeza de la tumba se revolcaría al ver en lo que se ha convertido el PRD, un partido que nació con firmes ideales de izquierda, convertido ahora en un esperpento político vinculado al poder gubernamental.»; por lo que, Martínez dijó que a veces, «El humanitario uso de la eutanasia está más que justificado para acelerar la muerte de este tipo de partidos. Se trata de evitar más dolor y sufrimiento a quienes padecen las consecuencias de su agónica existencia.»

Asimismo, Raymundo Riva Palacio, señaló que: «Si la lectura política a la primera información sobre el móvil y la autoría intelectual de los violentos hechos en Iguala la noche del 26 de septiembre proporcionada por el procurador Jesús Murillo Karam, es leída entrelíneas, el gobernador de Guerrero Ángel Heladio Aguirre, y la dirigencia del PRD en manos de Nueva Izquierda –Los Chuchos–, deben estar preocupados. Lo que estableció Murillo Karam como hipótesis implícita, es que al haber apoyado electoralmente al exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, respaldaron a quienes establecieron en ese municipio un narcopoder público con fuero y blindaje político.»

En ese sentido, Guerreros Unidos, Los Rojos, La Familia, Los Caballeros Templarios, son algunos de los nombres de las organizaciones criminales del estado de Guerrero, México, que han comenzado a aparecer con fuerza en las páginas de la prensa internacional en las últimas semanas. Dichas organizaciones han cometido las peores atrocidades en ese paraíso turístico en las últimas décadas. En ese sentido, «según datos oficiales, solamente en 2013 se cometieron allí 2.203 homicidios. Una tasa de 63 asesinatos cada 100.000 habitantes, la más alta del país.»; no obstante, esos datos tienen el defecto de estar basados sobre lo que las autoridades federales y distritales registran, y en los últimos tiempos esa información es muy poco confiable. «Porque si hay algo que caracteriza a los Guerreros Unidos, Los Rojos, La Familia o Los Caballeros Templarios, es su profunda penetración en la vida política e institucional de Guerrero. Alcaldes, fiscales, gobernadores y legisladores han sido acusados y hasta condenados como jefes de esos mismos grupos.» , señaló Federico Larsen.

En ese sentido, dos medios internacionales, The Economist y The New Yorker, hablaban de un México que se está saliendo de control, o un país que “se le escurre de las manos” al Presidente Enrique Peña Nieto. Al respecto, la podredumbre del caso Ayotzinapa, donde autoridades sirven al narcotráfico, o el tema de Tlatlaya, en donde militares son capaces de ejecutar a ciudadanos civiles sin pasarlos por un juicio son apenas parte de las señales de una Nación en desgobierno.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *