mayo 29, 2014 By Huellas de México

Poroshenko declara guerra en el este de Ucrania

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Kiev, Ucrania, 29 de may.- Por medio de la fuerza, el nuevo gobierno de Petro Poroshenko, pretende revertir los movimientos separatistas del este de Ucrania y recuperar, así sea por vía armada el control en territorios, como Slaviansk, Donetsk y Lugansk, donde se han autoproclamado gobiernos independientes. Tan solo el pasado domingo ganó las elecciones abrumadoramente con más del 50% de la votación, tal respaldo le ha dado valor para desatar un operativo militar a gran escala.

 

La guerra en Donetsk

Una de las muestras más notables de la nueva administración ucraniana fue el operativo a gran escala para recuperar por la fuerza el aeropuerto de Donetsk, que estaba en manos de las llamadas ‘autodefensas’ separatistas, de tendencia prorrusa, quienes también tienen bajo su control el palacio de gobierno y el primer cuadro de la ciudad.

En el operativo participaron cientos de efectivos, aeronaves y vehículos militares, el crudo enfrentamiento habría dejado decenas de muertos, la mayoría autofensas prorrusas; sin embargo el objetivo habría sido exitoso y la Guardia Nacional habría recuperado el control del aeropuerto de la ciudad que es considerada la segunda más importante económicamente del país.

El primer ministro de la autodenominada República Popular de Donetsk, Alexánder Borodái, declaró que son más 100 las personas fallecidas, la mayoría civiles.

Algunos medios como Vice, hicieron un amplio siguimiento de la batalla en el aeropuerto.

Este miércoles se reportó que la movilización militar de la Guardia Nacional en las inmediaciones de Donetsk continúa, aunque aún no se registran enfrentamientos, pues las milicias rebeldas se han resguardado en la zona centro de la ciudad. Se teme pudiera registrarse un fuerte enfrentamiento por tomar el control de los edificios de gobierno.

Cabe recordar que las autodensas han demostrado estar fuertemente armadas, el día de ayer reportaron haber derribado un drone sobrevolando Donetsk.

Por su parte el gobierno de la República Popular de Donetsk anunció el cambio de la legislación ucraniana por la rusa, no obstante las advertencias de Kiev continúan; este miércoles lanzaron un ultimátum a los grupos autodefensas para que entreguen las armas y los edificios.

El martes se registró también un incendio en la Druzhba, la arena de Hockey sobre hielo de la ciudad, como reportó The Guardian.

 

Conflictos en varios frentes

La situación es de gran tensión, a pesar de que persisten las acusaciones en torno a la utilización de vehículos militares con insignias de la ONU en las operaciones militares de Kiev, éstas se siguen extendiendo en diversas zonas del este, más allá de Donetsk, la cual mantienen sitiada.

En Slaviansk también se reportaron bombardeos, los medios rusos mostraron las imágenes de los ataques a una escuela, lo cual habría dejado varios heridos; esta cuestión coincidió con la desaparición de funcionarios de la OSCE el día lunes, lo cual se agravó tras el recuerdo fresco del grupo de siete observadores militares que estuvo secuestrado más de una semana por las fuerzas prorrusas en la misma ciudad.

Hace algunas horas se reportó también el traslado de decenas de autodefensas de Lugansk para reforzar las barricadas en Donetsk. En Lugansk parecen tener el control aún los grupos separatistas, quienes este miércoles reportaron también haber sometido al menos 80 militares de la Guardia Nacional.

 

Poroshenko, la nueva cara de Ucrania

El nuevo presidente de Ucrania, elegido hace menos de una semana, ha declarado que se encuentran en guerra; «Estamos en estado de guerra en el este. Crimea está ocupada por Rusia y hay una gran inestabilidad. Debemos reaccionar», afirmó el mandatario citado por la agencia Reuters, quien destacó que la operación será definitiva, «La operación antiterrorista finalmente ha comenzado en serio. No permitiremos más que estos terroristas secuestren y disparen a la gente, ocupen edificios o suspendan la ley. Pondremos fin a estos horrores, una guerra real está siendo librada contra nuestro país», señaló.

Por su parte el primer ministro ucraniano, Arseni Yatsunik ha solicitado a Putin bloquear sus fronteras para evitar la entrada de milicianos a Ucrania.

El ambiente ha desatado gran tensión internacional, algunos analistas incluso mencionan síntomas de preguerra; pues aunque el gobierno de Vladimir Putin reconoció al nuevo mandatario electo de Ucrania, el gobierno de Poroshenko se ha negado a negociar directamente con Rusia el tema de la crisis en Ucrania, a menos de que existan en la mesa mediadores internacionales.

No obstante, el nuevo gobierno de Ucrania se ha comprometido en empezar a desahogar la deuda con la petrolera rusa Gazprom, la cual asciende a más de dos mil millones de dólares, como detalla la agencia Ria Novosti.

«Ucrania ha confirmado que no cuestiona la deuda de 2.237 millones de dólares por el período de noviembre a marzo, según los datos correspondientes al 1 de abril», afirmó el ministro ruso de Energía, Alexandr Nóvak.

 

El conflicto es internacional

A pesar de los síntomas de acercamiento, persisten en Europa los temores en torno a una posible guerra del gas, que cause daños colaterales en toda Europa, como analiza el diario El País.

Este miércoles la cancillería de EEUU se habría comunicado con su homóloga rusa, quien insiste en detener las operaciones militares en el este de Ucrania. Rusia solicitó también al Consejo de Seguridad de la ONU, detener el operativo militar.

Rusia ha realizado también importantes maniobras militares, las cuales han sido expuestas por el Pentágono, un vocero citado por la agencia CNN afirmó que Rusia mantiene decenas de miles de hombres armados listos.

Por su parte Europa pretende recibir con los brazos abiertos al nuevo gobierno de Ucrania, han anunciado que este mismo año podría quedar eliminado el sistema de visado entre la Unión Europea y Ucrania, además de que han iniciado la gestiones para incorporar a esta última al Tratado de Atlántico Norte (OTAN), lo que supondría uno de los golpes más duros para Rusia.

Durante la semana también diversos países europes han impuesto sanciones a diplomáticos rusos y ucranianos por la situación en el este de Ucrania.

Por su parte Rusia sigue buscando aliados, esta vez en latinoamérica, donde invitó a la presidenta argentina Cristina Kirchner a participar de un encuentro del Brics (siglas que remiten a los países emergentes Brasil, Rusia, India , China y Sudáfrica).

Aún así los astronautas en la Estación Espacial Internacional, tratan de echar un poco de hielo abajo con un abrazo entre cosmonauta ruso, estadounidense y alemán.

 

 


Foto. Yannis Behrakis/Reuters. Un Mi-24 ucraniano tras los ataques en el aeropuerto de Donetsk.
Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *