mayo 25, 2014 By Huellas de México

Zapatistas revelan su truco maestro: Marcos era un holograma

Comparte
  •  
  • 28
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    28
    Shares

Ciudad de México, 25 de may.- Este domingo ha reaparecido el Subcomandante insurgente Marcos, líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en un homenaje al maestro José Luis Solís López Galeano, zapatista asesinado hace unos días, y que ha provocado una ola de solidaridad con los zapatistas a nivel internacional.

Con un parche en el ojo y montando también a caballo como la dirigencia del EZLN leyó un mensaje de despedida y de presentación de su nueva identidad, ironizando también sobre el origen y significado de su persona.

Marcos, quien reapareció publicamente tras varios años de ausencia y acallando los rumores falsos de su presunta muerte, anunció que había llegado el momento de desvanecer al Sub Marcos, quien habría sido una mera contrucción social, una estrategia proveniente del ingenio indígena para burlarse de la maquinaria mediática utilizando sus estrategias, y llevando la voz del Zapatismo a través de un personaje invencible a todos los lugares del mundo, como el mismo afirmó en un mensaje que también está siendo difundido a través de su página web.

Si me permiten definir a Marcos el personaje entonces diría sin titubear que fue una botarga.
Digamos que, para que me entiendan, Marcos era un Medio No Libre

Empezó así una compleja maniobra de distracción, un truco de magia terrible y maravillosa, una maliciosa jugada del corazón indígena que somos, la sabiduría indígena desafiaba a la modernidad en uno de sus bastiones: los medios de comunicación.

Empezó entonces la construcción del personaje llamado “Marcos”.

Les pido que me sigan en este razonamiento:

Supongamos que es posible otra forma de neutralizar a un criminal. Por ejemplo, creándole su arma homicida, hacerle creer que es efectiva, conminarlo a construir, en base a esa efectividad, todo su plan, para, en el momento en que se prepara para disparar, el “arma” vuelva a ser lo que siempre fue: una ilusión.

Sin embargo Marcos afirmó que su herramienta de distracción, ya no era necesaria, pues estarían en una etapa distinta de la lucha, por lo que declaró oficialmente desaparecida la figura de Marcos.

«Dicho todo lo anterior, siendo las 0208 del 25 de mayo del 2014 en el frente de combate suroriental del EZLN, declaro que deja de existir el conocido como Subcomandante Insurgente Marcos, el autodenominado “subcomandante de acero inoxidable”.»

Antes de hacer tal afirmación realizó una completa justificación de las acciones, detallando un recuento histórico de los primeros días de lucha del EZLN, lo cual costó muchas vidas, pero el mundo seguía sin voltear a ver lo que pasaba en Chiapas, motivo por el cual implementaron la estrategia mediática del «Subcomandante insurgente Marcos», «Marcos un día tenía los ojos azules, otro día los tenía verdes, o cafés, o miel, o negros, todo dependiendo de quien hiciera la entrevista y tomara la foto», afirmó en su mensaje.

«El caso es que el SupMarcos pasó de ser un vocero a ser un distractor.»

Marcos también delató la más reciente de sus estrategias, difundir con algunos periodistas y presuntos expertos del zapatismo una falsa enfermedad y muerte de Marcos, solicitándoles mantener el secreto; muchos de ellos no lo hicieron, evicenciándose como indiscretos y difundiendo de manera exitosa el rumor, lo cual estaba calculado por los zapatistas.

Es nuestra convicción y nuestra práctica que para rebelarse y luchar no son necesarios ni líderes ni caudillos ni mesías ni salvadores. Para luchar sólo se necesitan un poco de vergüenza, un tanto de dignidad y mucha organización.

El encapuchado agradeció también a una de las personas que les sirivió para alimentar el rumor de que Marcos era un profesor universitario, Guillén, el famoso estudiante-profesor tamaulipeco, señalado por Zedillo como el individuo debajo de la mascara del sub.

«Por nuestra parte sólo nos queda agradecerle que nos haya pasado datos que cada tanto usamos para alimentar la “certeza” de que el SupMarcos no es lo que es en realidad, es decir, una botarga o un holograma, sino un profesor universitario, originario del ahora doloroso Tamaulipas.»

Esta despedida también buscará evitar que el recuerdo de Marcos no se haga como sería típico en el sistema

No habrá entonces casa-museo o placas de metal en donde nací y crecí. Ni habrá quien viva de haber sido el subcomandante Marcos. Ni se heredará su nombre ni su cargo. No habrán viajes todo pagado para dar pláticas en el extranjero. No habrá traslado ni atención en hospitales de lujo. No habrán viudas ni hereder@s. No habrán funerales, ni honores, ni estatuas, ni museos, ni premios, ni nada de lo que el sistema hace para promover el culto al individuo y para menospreciar al colectivo.

El sub zero evocó también a algunos caídos y desaparecidos, muchos de ellos indígenas

Ahora mismo, en otros rincones de México y del mundo, un hombre, una mujer, unoa otroa, un niño, una niña, un anciano, una anciana, una memoria, es golpeada a mansalva, rodeada por el sistema hecho crimen voraz, es garroteada, macheteada, baleada, rematada, arrastrada entre burlas, abandonada, recuperado y velado su cuerpo, enterrada su vida.

Sólo algunos nombres:

Alexis Benhumea, asesinado en el Estado de México.
Francisco Javier Cortés, asesinado en el Estado de México.
Juan Vázquez Guzmán, asesinado en Chiapas.
Juan Carlos Gómez Silvano, asesinado en Chiapas.
El compa Kuy, asesinado en el DF.
Carlo Giuliani, asesinado en Italia.
Aléxis Grigoropoulos, asesinado en Grecia.
Wajih Wajdi al-Ramahi, asesinado en un Campo de refugiados en la ciudad cisjordana de Ramala. 14 años, asesinado de un tiro en la espalda desde un puesto de observación del ejército israelí, no había marchas, ni protestas ni nada en la calle.
Matías Valentín Catrileo Quezada, mapuche asesinado en Chile.
Teodulfo Torres Soriano, compa de la Sexta desaparecido en la Ciudad de México.
Guadalupe Jerónimo y Urbano Macías, comuneros de Cherán, asesinados en Michoacán.
Francisco de Asís Manuel, desaparecido en Santa María Ostula
Javier Martínes Robles, desaparecido en Santa María Ostula
Gerardo Vera Orcino, desaparecido en Santa María Ostula
Enrique Domínguez Macías, desaparecido en Santa María Ostula
Martín Santos Luna, desaparecido en Santa María Ostula
Pedro Leyva Domínguez, asesinado en Santa María Ostula.
Diego Ramírez Domínguez, asesinado en Santa María Ostula.
Trinidad de la Cruz Crisóstomo, asesinado en Santa María Ostula.
Crisóforo Sánchez Reyes, asesinado en Santa María Ostula.
Teódulo Santos Girón, desparecido en Santa María Ostula.
Longino Vicente Morales, desaparecido en Guerrero.
Víctor Ayala Tapia, desaparecido en Guerrero.
Jacinto López Díaz “El Jazi”, asesinado en Puebla.
Bernardo Vázquez Sánchez, asesinado en Oaxaca
Jorge Alexis Herrera, asesinado en Guerrero.
Gabriel Echeverría, asesinado en Guerrero.
Edmundo Reyes Amaya, desaparecido en Oaxaca.
Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desaparecido en Oaxaca.
Juan Francisco Sicilia Ortega, asesinado en Morelos.
Ernesto Méndez Salinas, asesinado en Morelos.
Alejandro Chao Barona, asesinado en Morelos.
Sara Robledo, asesinada en Morelos.
Juventina Villa Mojica, asesinada en Guerrero.
Reynaldo Santana Villa, asesinado en Guerrero.
Catarino Torres Pereda, asesinado en Oaxaca.
Bety Cariño, asesinada en Oaxaca.
Jyri Jaakkola, asesinado en Oaxaca.
Sandra Luz Hernández, asesinada en Sinaloa.
Marisela Escobedo Ortíz, asesinada en Chihuahua.
Celedonio Monroy Prudencio, desaparecido en Jalisco.
Nepomuceno Moreno Nuñez, asesinado en Sonora.

Los y las migrantes desparecidas forzosamente y probablemente asesinadas en cualquier rincón del territorio mexicano.

Los presos a quienes se quiere matar en vida: Mumia Abu Jamal, Leonard Peltier, los Mapuche, Mario González, Juan Carlos Flores.

El continuo entierro de voces que vida fueron, silenciadas por el caer de la tierra y el cerrarse de las rejas.

El comandante terminó firmando la misiva a nombre del Subcomandante Insurgente Galeano, una nueva voz zapatista, que podría convertirse en la nueva figura virtual o vocería de la comandancia.

El nombre seguramente es en homenaje a al maestro y líder de las bases zapatistas José Luis Solís López Galeano, asesinado a golpes y tiros el pasado 2 de mayo.

Escuchar mensaje leído de viva voz del holograma Marcos, desde el homenaje al zapatista José Luis Solís.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 28
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    28
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *