[hoy]

abril 1, 2014 By

Asesinato de activista es venganza de Ulises Ruiz: Flavio Sosa

Ciudad de México, 1 de abr.– En Oaxaca existe una “lista negra” de activistas que participaron en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en 2006 que son buscados para ser asesinados por venganza política del ex Gobernador priista Ulises Ruíz Ortiz, denunció Flavio Sosa Villavicencio, ex Diputado local por el Partido del Trabajo (PT).

El también líder de la APPO denunció que el reciente asesinato de Ignacio García Maldonado, quien fue detenido en 2006 junto con Sosa Villavicencio en medio del conflicto magisterial de ese año bajo el gobierno de Ulises Ruiz, está ligado directamente a varias amenazas de muerte en contra de quienes fueron presos políticos y luego liberados.

“Para nosotros, este asesinato es un claro mensaje al estilo de la mafia de que seguimos nosotros: Efraín Solazo Linares, el abogado que nos liberó, Gilberto López Jiménez, César Matías Benítez, mi hermano Horacio Sosa y yo, quienes estamos amenazados, al igual que lo estuvo Ignacio García”, reveló Flavio Sosa.

El político y activista denunció a quienes él señala como autores intelectuales del crimen, no sólo de García Maldonado, sino también del dirigente estatal del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), Heriberto Pasos Ortiz, y del secretario general del Comité de Defensa Ciudadana (Coneci), Catarino Torres Pereda, ambos asesinados en 2010.

“Es gente cercana al Presidente Enrique Peña Nieto: el primer responsable es Ulises Ruiz, el segundo es Manuel Moreno Rivas, quien fue Jefe de la Policía durante su gobierno, y la ex Procuradora de Justicia, Lizbeth Cadeza, así como Lino Celaya Luría, operador de las acciones paramilitares que se desarrollaron entre 2006 y 2007”, denunció Sosa Villavicencio.

La venganza política que data desde 2006, cuando el magisterio se enfrentó el magisterio contra Ulises Ruiz, está alcanzando uno a uno a todos los opositores del gobierno del priista, aseguró. “Es un claro mensaje político que tiene que ver con 2006. Yo me tuve que resguardar con una asociación civil y ya solicité medidas cautelares.

Le pusieron precio a mi cabeza y lo sé, porque precisamente llegaron las amenazas a través de personas que se le acercaron al propio Ignacio [García] a decirle: ‘cuidado van a matar a Flavio, ahí está este dinero… cuidado ya están las armas en Oaxaca’, de personas que se acercaron a decirnos tengan mucho cuidado.

Cuando mataron a Heriberto Pasos también llegaron esas amenazas, se hablaba de una lista y hablamos con Heriberto de ello”, expuso. Hoy tanto Ignacio como Heriberto están muertos. Por el asesinato de Flavio también existe una cifra. “¿Quién sigue? Por Dios, el día que mataron a Ignacio aparecieron unos restos frente a la casa de otro activista de 2006 que logró medidas cautelares.

Yo le pregunto al Secretario de Gobernación [Miguel Ángel] Osorio Chong si se va a seguir manchando las manos de sangre, a Peña Nieto, si va a continuar apoyando a estos asesinos criminales que lo rodean, si así es como van a recuperar Oaxaca”, dijo Sosa Villavicencio.

El Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, creó la Fiscalía de Investigaciones y Delitos de Trascendencia Social en 2011 y aún no ha rendido cuentas sobre el gobierno de Ulises Ruiz, denunció Flavio Sosa.Entre los delitos que la Fiscalía indaga, está el asesinato de 20 activistas en 2006 y el uso indebido de recursos públicos durante el gobierno priista.

El ex Diputado local y federal recordó que en diciembre del año pasado se aprobó instalar la Comisión de la Verdad.

“La política tiene una dimensión ética e histórica, la historia le juzgará a Gabino. Él instaló una fiscalía que, sabemos, tiene ya conclusiones sobre al menos los autores materiales de los asesinatos. Nosotros aprobamos en diciembre pasado una Comisión de la Verdad, estamos demandando que Gabino Cué la instale. Gabino Cué no ha encarcelado a los que saquearon Oaxaca y esa es nuestra demanda”, planteó.

Flavio Sosa precisó que además de la venganza política por los hechos de 2006, él, sus amigos y colaboradores son perseguidos por las demandas que sostienen de esclarecer crímenes y fraudes.“Por eso nos está pasando esto, porque nosotros estamos siempre exigiendo que se esclarezcan los asesinatos, las desapariciones políticas, no abandonamos el tema y eso les incomoda, nuestras voces, porque no hemos quitado el dedo del renglón”, comentó.

Flavio recibió la semana pasada tres amenazas telefónicas. Además los miembros de la APPO reciben intimidaciones vía la red social Twitter, correo electrónico y mensajes a sus teléfonos celulares.

Sosa Villavicencio estuvo recluido en un penal de máxima seguridad en 2006 acusado de los delitos de robo, secuestro, lesiones y despojo agravado. Ignacio García también corrió con la misma suerte y ambos fueron liberados en 2008, gracias al trabajo del abogado Gilberto López Jiménez, quien también está amenazado de muerte.

“Tememos por nuestras vidas y la de nuestras familias. Nuestra vida corre peligro y exigimos se ponga un alto a esta situación y que se castigue a los responsables”, demandó Flavio Sosa.

Fuente: Sinembargo

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.