diciembre 16, 2013 By

El ASPAN, ¿el misterioso origen de la Reforma Energética?

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Reforma Energética finalmente ha sido aprobada por la mayoría de los estados, por lo cual está apta para ser promulgada oficialmente por el gobierno de Peña Nieto, quien presentó de manera formal la propuesta.

Sin embargo éste proyecto no es una idea nueva, desde hace mucho tiempo atrás, se había estado hablando de la necesidad de dar apertura al sector energético del país, el cual era ya acusado de monopolio en gran parte del mundo.

Aunque el interés extranjero por los recursos energéticos del país tiene más de un siglo de antiguedad, diversos especialistas apuntan a un evento en particular, como el primer paso de un proceso diplomático concreto que dio origen a la presente Reforma Energética: El ASPAN (Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte).

 

 

EL ASPAN

La Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte es un tratado trilateral entre México, Estados Unidos y Canadá, que se formalizó a partir de una primera reunión en la ciudad de Wako, Texas, en marzo del 2005.

Cabe señalar que dicha reunión estuvo enmarcada por un sospechoso secretismo que fue producto de críticas en los tres países, pues fue en reuniones privadas, de las cuales no se ha revelado todo el contenido, en las que se sentaron los precedentes de todo un plan de colaboración entre los tres países a un largo plazo.

Analistas como Alfredo Jalife-Rahme y José Antonio Almazán González, publicaron desde 2007 diversos artículos advirtiendo que el ASPAN, entre sus implicaciones, incluía dar apertura al sector energético mexicano, acusación que no ha sido reconocida ni desmentida de manera oficial por ninguno de los gobiernos involucrados.

De hecho se ha criticado en numerosas ocasiones el secretismo, en torno a los acuerdos tomados en dichos encuentros, donde se adoptaron decisiones que nunca se consultaron en el congreso, a pesar de que mandatarios como Vicente Fox afirmaron que así sería.

Tratando de profundizar en el tema, notamos que incluso las solicitudes emitidas por el Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) con respecto a los acuerdos alcanzados en dichos encuentros, niegan de forma constante, los detalles sobre los acuerdos alcanzados, limitándose siempre a referir unicamente los discursos y documentos públicos, los cuales unicamente abordan las temáticas generales.

También es interesante los personajes que participaron de las primeras negociaciones del ASPAN, los cuales se limitan a un pequeño puñado de funcionarios, quienes acordaron los detalles del acuerdo que fue firmado por los presidentes de aquel entonces, Vicente Fox, George W. Bush y Paul Martin.

Probablemente no sea casualidad que San Luis Potosí se haya convertido en el estado que finalmente dió a la Reforma Energética su estatus constitucional, pues este lugar es también la base política de un grupo que tuvo gran influencia en la consolidación del ASPAN.

 

El Misterioso Funcionario

Uno los 5 funcionarios que acompañaron a Fox a la firma del ASPAN, fue Juan Bosco Martí Ascencio, personaje clave de las negociaciones, quien en aquel entonces se desempeñaba como Director General de América del Norte, bajo el mandato del Secretario de Relaciones Exteriores Luis Ernesto Derbez, otro de los asistentes al evento.

Una de las cuestiones que tomó gran notoriedad con el nombramiento de Juan Bosco Martí Ascencio, fue su juventud e inexperiencia, pues se trataba de un ingeniero potosino egresado de la Universidad Iberoamericana de tan solo 27 años de edad, quien repentinamente obtuvo una dirección de vital importancia para el país, en contraste con el perfil de sus predecesores y subsecuentes; por ejemplo su antecesor en el cargo era Alfonso de María y Campos Castelló, diplomático de carrera nacido en 1949, con estudios de derecho y ciencia política, así como un doctorado en historia en Cambridge, Inglaterra. Incluso el segundo al mando, el subsecretario para América del Norte, Gerónimo Gutiérrez Fernández, tenía mejor currículum que el titular, pues éste último contaba ya con un título en economía en el ITAM, una maestria en Harvard y amplia experiencia como director en la Coordinación de Asesores de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y como asesor en el Banco de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS).

Pero, ¿quién es este discreto y misterioso ingeniero que desempeñó un papel tan importante?. Juan Bosco Martí Ascencio proviene de una familia de empresarios potosinos que acumularon gran poder gracias a las actividades mineras del tatarabuelo de Juan Bosco, Don Ramón Martí Llorent, un catalán que además de enriquecerse con el negocio de la minería, construyó algunos de los edificios más importantes del centro de San Luis Potosí y uno de los grupos de poder más influyentes del país. Es en esta ciudad donde se consolidaron los nexos entre la familia de Luis Ernesto Derbez, quien de hecho se graduó de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, y la familia Martí, muy especialmente con quien se conviritía en su pupilo: Juan Bosco Jr.

Además de su noble familia, el joven ingeniero egresado de la Iberoamericana, desde joven tuvo vínculos importantes en el extranjero, además de estar casado con una francesa, directora de marketing en Nestle, Elodie Sprung; Martí se fue a estudiar a los Estados Unidos, donde recibió una distinción conocida como el Presidential Fitness Award, firmada por el entonces presidente de los E.U. George W. Bush, así como también un premio de la Junior Honor Society.

Aunque no se detalla como fue posible, la Secretaría de Relaciones Exteriores declaró que Juan Bosco Martí Ascencio, fue considerado para el cargo de Director General de América del Norte, por haber tenido experiencia en agencias financieras importantes como Merrill Lynch y Arthur Andersen; ambas empresas de capitales con amplia trayectoria conocida de inversiones en el ramo energético, de hecho Merryl Lynch ya ha sido beneficiaria de bonos emitidos por Pemex, mientras que Arthur Andersen casi se fue a la quiebra tras el escándalo de corrupción relacionado con la empresa de energéticos Enron.

Una prueba más de que el PRI y el PAN tienen fuertes vínculos desde hace tiempo, es el hecho de que Juan Bosco Martí Ascencio es actualmente una de las piezas claves de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a cargo del Dr. Luis Videgaray, pues ostenta el título de Director de Relaciones Internacionales de la SHCP, por lo que frecuentemente representa al ministro de finanzas en importantes encuentros en el extranjero; como la reunión del G-20 que acaba de realizarse este fin de semana en Australia.

Aunque también fue muy importante el papel del tío del comediante Eugenio Derbez, Luis Ernesto Derbez, entonces ministro de relaciones exteriores, quien durante gran parte de su carrera trabajó para el Banco Mundial, además de haber sido acusado de utilizar a la Comormex, para tener injerencia en congresos internacionales, como si su empresa fuera parte del gobierno mexicano, según una investigación de Ernesto Villanueva.

 

Los Documentos

Aunque la sospecha de que el ASPAN, hoy conocida como Cumbre de Líderes de América del Norte, tuvo importante influencia en la Reforma Energética mexicana, no está basada unicamente en los vínculos de poder y artículos de opinión, también existen documentos que refieren muy específicamente esta intención a partir de este encuentro, uno de ellos se titula: Enhancing Competitiveness in Canada, Mexico, and the United States, el cual es una recomendación emitida por el Consejo de Competitividad de América del Norte (NACC por sus siglas en inglés), órgano creado en consecuencia a los acuerdos alcanzados en el ASPAN.

En este documento se recomienda explícitamente al gobierno mexicano dar apertura al sector energético, tanto en el ramo de la producción del gas natural, como en la exploración, extracción y refinamiento del petróleo; características que finalmente se consolidaron con la Reforma Energética aprobada por los congresos.

«Reconociendo que es un rol exclusivo de los sectores públicos y privados mexicanos, determinar la agenda, parece haber un enorme potencial de reforma en México, en cuanto a la liberación del intercambio, almacenamiento y distribución de productos refinados y en la eficiencia de la paraestatal Pemex a través de cambios en su organización y gobierno. El NACC también considera potencial para asistir en el largo plazo el desarrollo de México en el sector energético, a través de programas cooperativos que fortalezcan los recursos humanos básicos en el sector energético.»

En dicho documento también se recomienda la posibilidad de interconectar diversos sistemas eléctricos estadounidenses como el Eastern, el Western y el Texan Power Grids, para dar abasto a una creciente demanda de electricidad en México, que enfrenta problemas de abasto, según dicho diagnóstico.

También se maneja muy insistentemente el tema de sacar el gas natural del control de Pemex, algo que podría concretarse proximamente.

«Una posibilidad que debería ser explorada es la potencial desincorporación de una no-asociada industria del gas de Pemex, en una entidad estatal separada. Esto podría evitar los actuales impedimentos que generarían una exploración y producción de proyectos altamente rentables, que actualmente no pueden ser alcanzados con los presupuesto de inversión de capital de Pemex.»

En la recomendación también se sugiere que México y Canadá exploren intercambios en el sector petrolero, así como también considerar la posibilidad de desarrollar un programa similar para «ayudar» a México a entrenar gente en el ámbito de la energía nuclear.

 

Evento de alto rango

Cabe señalar que esta Cumbre de Líderes se organiza exclusivamente por los más altos mandos gubernamentales implicados, por ejemplo en tiempos de Calderón, la secretaria de Relaciones Exteriores Patricia Espinosa, viajaba personalmente para reunirse con la secretaria de estado norteamericana Condolezza Rice, para definir los detalles de los encuentros a realizarse. México ha sido sede de dos encuentros, uno en 2006 en Cancún, Quintana Roo y otro más en 2009 en la Ciudad de Guadalajara, Jalisco.

También se destaca que el gobierno mexicano no ha reconocido la inversión realizada para la aplicación de dichos acuerdos, a diferencia del gobierno canadiense, por ejemplo, quien en 2009 reconoció una inversión de 29 millones de dólares para atender las prioridades del ASPAN, mientras que el gobierno de Calderón unicamente reportó los gastos que se generaron en la realización de los eventos protocolarios.

 

Si las consecuencias del ASPAN en la Reforma Energética serán positivas o negativas el tiempo lo dirá, sin embargo las dudas están justificadas, especialmente considerando el caso del manejo de energéticos en potencias petroleras como Rusia, quien en tiempos de Yeltzin dio apertura al sector energético, lo cual fue revertido por Vladimir Putin, quien renacionalizó y fortaleció la paraestatal de energéticos Gazprom, para volver a posicionarla como la empresa líder del mundo en varios rubros, lo cual también ha levantado de la crisis al mayor país del mundo.

 

Raúl Flores Durán
Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *