diciembre 13, 2013 By Redacción Huellas

Director de Pemex afirma que se dará preferencia a empresas mexicanas.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya aseguró que es falso que no se haya modificado el régimen fiscal de la paraestatal en la recién aprobada reforma energética y por el contrario ese cambio permitirá que las empresas que adquieran contratos paguen más impuestos, se generen empleos y se destinen más recursos para más programas sociales.

Entrevistado por Oscar Mario Beteta, el funcionario habló de lo que consideró bondades de la reforma energética y aseguró que si bien el petróleo sigue siendo propiedad de la nación, ya se permite la inversión nacional y extranjera en el rubro energético y «nos ponemos a la vanguardia ante la falta de mayor capacidad de inversión por parte del Estado».

Aseguró que en la asignación de contratos se privilegiará a las empresas mexicanas en la contratación de servicios y confió en que muchas empresas participen y quieran ser socias de Pemex.

Explicó que además del sector petroquímico, la explotación de gas natural es una gran oportunidad para generar oportunidades de negocio, crear nuevas empresas que pagarán más impuestos que serán administrados de manera transparente para destinarlos a diversos programas sociales.

Dijo que el que el Congreso haya aprobado esta reforma es una gran noticia para Petróleos Mexicanos, pues se abre la perspectiva de crecimiento, eficiencia, transparencia que la sociedad ya reclamaba desde hace mucho.

«Nos habíamos atrasado décadas en el desarrollo de la industria energética y con ésta legislación moderna, pero nacionalista porque lo del subsuelo y los hidrocarburos siguen siendo propiedad de la nación. Pemex y CFE siguen siendo propiedad de la nación».

Sin embargo, «se permite que Pemex pueda asociarse con aquellos que tengan la mejor mezcla de tecnología, capital humano y financiamiento para desarrollar los hidrocarburos de la nación, incrementar la renta petrolera a favor del estado y generar empleos», precisó el funcionario.

Insistió en que se trata de una buena noticia para Pemex, porque permite además capitalizar oportunidades que hoy en día no se han podido lograr porque como cualquier empresa «tenemos un límite en nuestra capacidad de inversión».

Destacó que el espíritu de la ley secundaria del presidente Lázaro Cárdenas es retomado en esta reforma constitucional que cambió los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución.

«Es importante comunicar a la sociedad que las concesiones, así como lo prohibió Lázaro Cárdenas siguen prohibidas. Lo que se permite el Estado mexicano a través de Pemex pueda co-invertir en el desarrollo de los hidrocarburos. Sin embargo, esto le deja al Estado mexicano la propiedad del hidrocarburo. En lo que tiene que ver con el resto de la cadena de valor, la transformación industrial, las refinerías, el almacenamiento, los ductos que se requieren modernizar para que México tenga energía más barata a lo largo y ancho del país», dijo.

Y también se permite que la iniciativa privada invierta, por lo tanto, que se generen empleos.

Aseguró que la renta petrolera seguirá siendo del estado y aquel inversionista que arriesgue su capital, se le retribuirá con una parte de la utilidad, distinta a la renta petrolera.

Y dijo que en el mundo, el único país que no tenía un esquema moderno era México junto con Corea del Norte, lo cual no permitía que empresas arriesgaran su capital.

En México, agregó, previo a esta legislación, Pemex era la empresa que arriesgaba todo. Teníamos que pagar a plataformas en el mar hasta cinco millones de pesos diarios, independientemente si hubiera un éxito en encontrar o no petróleo.

Explicó que un privado podrá entrar un privado a arriesgar su capital y si no encuentra petróleo, perdió. Si encuentra pagará renta petrolera a través de impuestos al estado, «impuestos que en el mundo rondan alrededor del 70 por ciento y por lo tanto, en México se tendrá un marco fiscal similar. Y el resto se repartirá entre los jugadores que hayan apostado su capital para llevar a producción en sus yacimientos».

Dijo que «es un esquema justo que se enmarca en lo que sucede en el mundo. Tenemos que modernizarnos, para traer capital mexicano y extranjero para desarrollar la industria energética a favor del estado de mexicano».

Y precisó que para desarrollar la industria energética del país requerimos tecnología, es importante para Pemex contar con la mejor tecnología para poder desarrollar algunos yacimientos que tienen complejidades grandes.

«Hay yacimientos donde Pemex está perforando a ocho mil metros de profundidad, son pozos que pueden costar hasta 200 millones de dólares y con una certidumbre de hasta un 80 por ciento. Una probabilidad de éxito de un 20 por ciento.

«México aporta un capítulo importante en la modernización de la economía. Esto transformará ciertas zonas del país, en los cuales no ha habido un desarrollo importante porque son yacimientos que tienen un costo mayor a los yacimientos del Golfo de México.

«El país requiere generar esta riqueza para el estado mexicano, de tal forma que se puedan construir más escuelas, carreteras, infraestructura. Este será el gran impacto de la reforma energética», dijo.

Comentó que si hay un cambio al régimen fiscal de Petróleos Mexicanos, «nos ponemos a la vanguardia en un régimen fiscal que será menos oneroso para Pemex, de tal forma que tengamos más dinero y capacidad de inversión para ir a yacimientos que conviene desarrollar y que hoy ante una falta de mayor capacidad de inversión no lo estamos haciendo».

Refirió que la sociedad mexicana exige de Pemex más transparencia y que pueda desarrollarse en ámbitos en los que hoy en día estaba limitado.

«Para Pemex el contar con nuevas herramientas de flexibilidad presupuestal, autonomía de gestión son anhelos de la industria petrolera, de los trabajadores de Pemex que el Congreso nos ha dado y sabremos aprovechar», dijo.

Fuente: Radio Fórmula


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *