diciembre 9, 2013 By Redacción Huellas

Claroscuros de la Reforma electoral

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La reforma política y su grado de aceptación se ha expresado en reacciones tanto a favor como en contra de los distintos temas que aborda tales como: la reelección, el tope de gastos de campaña, la creación del Instituto Nacional Electoral y la Fiscalía que sustituye a la PGR, entre otros. Las opiniones que se han derivado del proyecto avalado por los legisladores giran en torno a reclamos que describen una transgresión a la soberanía de los estados, la falta de consulta popular en el tema de la reelección, el papel de los grupos de poder y el crimen organizado en la política, además del chantaje legislativo; en contra parte existen comentarios acerca de avances en la democracia en el país y la ampliación de representación ciudadana que otorga la nueva reforma política.

 

De acuerdo con la información que publica el periódico Excelsior aproximadamente el 80% de los mexicanos desaprueba la reeleción de legisladores; 73% está a favor de anular elecciones por rebase de topes de campaña.

Reforma Política divide posturas de mexicanos según encuesta

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de diciembre.- La reforma político-electoral (que fue devuelta al Senado) genera puntos de vista encontrados, debido a que cuenta con elementos cuestionados, pero también temas que gustan. Si bien la reelección de legisladores y alcaldes es controvertida, son aceptadas la anulación de elecciones por rebase de tope de gastos de campaña por el ganador, la formación del Instituto Nacional Electoral y la creación de una fiscalía general independiente para sustituir a la PGR, según la última encuesta telefónica nacional BGC-Excélsior.

 

Por su parte Enrique Krauze en el diario Reforma, resalta las reacciones que han provocado las reformas promovidas por Enrique Peña Nieto.

Reformar sin convencer

En México muchas reformas han provocado revoluciones. Las que ha propuesto Peña Nieto no desatarán, previsiblemente, una revolución violenta, pero la reacción contra varias de ellas ha sido intensa. Puede serlo más, si su justificación económica y social no arraiga en la conciencia de las mayorías. En el pasado, la pauta reforma-revolución fue clarísima. A fines del siglo XVIII, los monarcas españoles impusieron a sus dominios americanos una serie de profundas reformas económicas, fiscales y políticas con el objetivo principal de fortalecer el poder de la Corona a costa de la Iglesia y otras corporaciones civiles que, a lo largo de dos siglos, habían acumulado riquezas, fueros y privilegios. Llegado el momento, la respuesta de los súbditos criollos (religiosos agraviados, propietarios embargados) fue la Revolución de Independencia.

 

A su vez, el perredista Miguel Alonso Raya indicó que los senadores de su partido buscarán que se mantenga la prohibición de «adquirir» espacios en medios según indica el periódico Reforma.

Acusan presiones a reforma política

Ciudad de México  (9 diciembre 2013).- Las prohibiciones para que los partidos políticos contraten espacios en los medios electrónicos están en riesgo. El diputado del PRD Miguel Alonso Raya acusó la intromisión de las televisoras para que se modificara el artículo 41 constitucional en la discusión de la reforma política.

 

Para la bancada perredista con la aprobación de la reforma política se pone en riesgo la consulta elaborada en torno a la reforma energética informa la agencia de noticias Quadratin.

En riesgo, consulta popular sobre Reforma Política: Morón

MORELIA, Mich., 8 de diciembre de 2013.- Después de que los propios legisladores del PRD en el Congreso de la Unión votaron por la Reforma Política, se encuentran en riesgo las más de dos millones de firmas que se recolectaron para la realización de una consulta popular sobre los términos de la Reforma Energética, señaló el senador Raúl Morón Orozco. En entrevista, el legislador perredista consideró que sus compañeros, quienes votaron a favor de la Reforma Política deberán explicar las razones por las que avalaron varios puntos del documento, que a su parecer, representan “una transgresión a la soberanía de los estados, además de que no favorecen la transición a la democracia en el país”.

 

Asimismo en el periódico Milenio se señala una llamada de atención en la reforma electoral en la que se hace referencia a los grupos de poder que influyen desde hace tiempo en la política mexicana. Además Federico Berrueto destaca la falta de consulta con respecto al tema de la reelección.

Llamada de atención en la reforma electoral

El mayor peligro desde hace tiempo sobre la democracia es la interferencia de los factores de poder y, aún más grave, la presencia del crimen organizado en la política. Los primeros actúan en la cúpula y ante el Poder Legislativo, los segundos en las autoridades locales, particularmente, las municipales.

Federico Berrueto

En los académicos y en los panistas es casi total el consenso sobre la conveniencia de la reelección consecutiva. Restablecerla tiene implicaciones serias para el sistema de partidos y el de representación. A pesar del entusiasmo y optimismo de no pocos, la reelección contiene muchos riesgos, además de ser una reforma inalterable ya que sus beneficiarios, los legisladores, son los mismos que habrían de revertirla si no es tan favorable como se esperaba. Esta simple consideración es suficiente para que hubiera consulta popular. El PAN se impuso y las generaciones futuras habrán de coexistir con la reelección.

 

El poder del chantaje institucionalizado del Congreso de la Unión es señalado por Germán Martínez Cázares en el diario Reforma.

Chantaje, ‘moches’, reelección

Derrotado y desesperado subió a la tribuna de la Cámara el diputado oaxaqueño Jorge Meixueiro, se sintió sin poder, no pudo chantajear a nadie, sacó una pistola y frente a sus compañeros se mató. Fue en 1943. Diez años antes, la Cámara entera igual que Meixueiro, se suicidó políticamente, aprobó la prohibición de reelegirse. Redujeron su poder de chantaje. ¿Chantajear? Cualquier parlamento en el mundo nace y vive para chantajear. La vigilancia a la administración pública, la autorización y el control del gasto público, la función materialmente legislativa, los nombramientos y la representación del «querer y sentir» ciudadano, son ocasiones para un chantaje institucionalizado en el Congreso de la Unión. La reciente aprobación de la reforma política es fruto de un chantaje del Poder Legislativo al Poder Ejecutivo. El parlamento hizo bien. Chantajearon aquellos barones ingleses al rey Juan Sin Tierra en 1215 para firmar la Carta Magna; chantajeó el Congreso español a Fernando VII para jurar la Constitución de Cádiz de 1812. La Cámara norteamericana acaba de chantajear a Obama, con la aprobación del «techo» de endeudamiento de Estados Unidos. Una democracia está muerta cuando ese poder de chantaje desaparece. Los congresos dóciles no chantajean, se subordinan; no coaccionan, ni exigen, ni critican nada, simplemente se pliegan y obedecen los dictados del Presidente. La Asamblea de Venezuela, con mayoría «chavista», otorgó poderes plenos al presidente Maduro para gobernar por deseo personal, muestra clara de asambleístas eunucos sin poder de chantaje.

 

Para Jesús Silva-Herzog Márquez la reforma política aprobada no tiene fundamentos que trasciendan electoralmente y sirve como canje con respecto a la aprobación de la reforma energética.

Politiquería constitucional

La reforma electoral reciente ha ganado consenso muy pronto: es la peor reforma de la historia moderna de México. Toda reforma institucional es, naturalmente, polémica. La larga cadena de cambios legales ha atraído, en distintas proporciones, aplausos y condenas. La anterior, por ejemplo, fue criticada por burocrática y paternalista, pero al mismo tiempo fue elogiada como un adelanto en la equidad. La reforma electoral de hoy solo encuentra defensa en los torpes argumentos de sus redactores. No he encontrado a nadie, ni siquiera en el círculo de aplaudidores habituales, que alabe el cambio en materia electoral. «¿Sabemos qué reformar y cómo lo vamos a hacer?», preguntaba Giovanni Sartori en su trabajo sobre ingeniería constitucional. Ésa es la pregunta central en materia de cambio institucional. Un conocimiento de la máquina y su funcionamiento, identificación precisa del problema e ideas para resolverlo. Los reformistas que decidieron aniquilar al IFE no sabían qué querían reformar pero sabían que querían reformar. Les urgía reformar algo… y que pareciera grandote. El contenido, como se ve por el resultado de esta reforma grotesca, era lo de menos. Lo importante para los panistas era presumir que le habían arrancado una reforma política al PRI; lo necesario para los priistas era pagar el costo de una reforma energética -cualquiera que éste fuera. Esa es la lógica inocultable de esta reforma.

 

En ese sentido, los legisladores ya preparan para las siguientes elecciones indica el medio Sinembargo.mx

Juan Manuel Oliva urge a renovar la dirigencia panista; el ex Gobernador de GTO descarta alianzas con Vázquez Mota y Cordero.

“La sociedad empieza a recuperar la confianza en el PAN”, afirma el ex Gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva

Ciudad de México, 9 de diciembre (SinEmbargo).– El ex Gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, es institucional y será respetuoso de la decisión que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Acción Nacional (PAN), tome sobre la fecha de elección de la próxima dirigencia. Pero alerta: es necesario que sea lo más pronto posible porque a la vuelta de la esquina están las elecciones federales de 2015.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *