noviembre 13, 2013 By Huellas de México

Madero sostiene que el PAN ha amarrado reforma política y energética.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El líder panista Gustavo Madero Muñoz aseguró que el PAN y el gobierno federal comprometieron la aprobación de la reforma político-electoral, en su totalidad, incluido el aval de los Congresos estatales, a cambio de su respaldo a la reforma energética.

Por los tiempos en el Congreso de la Unión, el presidente blanquiazul aseguró que su partido está dispuesto a aprobar la reforma energética, pero su implementación en las leyes secundarias quedará condicionada al aval de la mayoría de las legislaturas estatales a la reforma político-electoral.

Al participar en un foro organizado por EL UNIVERSAL, Madero adelantó la ruta crítica en el Congreso para las reformas, y dijo que primero se aprobarán las modificaciones constitucionales en ambas materias y, posteriormente, vendrán las leyes secundarias.

“Primero es la político-electoral con reforma constitucional, después es la energética constitucional, después tiene que salir la ley reglamentaria político-electoral y, luego la ley reglamentaria energética… ahí es donde está, si no regresa de los Congresos la político-electoral, así hayamos aprobado la reforma constitucional energética no va a caminar hasta que se aprueben las leyes reglamentarias de la energética, está hablado, está comprometido y no puede ser de otra manera; si no, nos bailan, que es lo que quieren”, aseguró.

Los argumentos

El panista urgió a aprobar una reforma energética porque ejemplificó que el principal cliente que tiene México en hidrocarburos es Estados Unidos, pues 80% de la producción es para el vecino del norte que, en cinco años aproximadamente, será autosuficiente.

“Vas a tener un problema grande porque tu le vendes el 80% y, eso que le vendes representa el 30% de todos los ingresos del sector público ¿qué quiere decir esto? que la tercera parte de cualquier carretera, hospital o escuela viene del petróleo, y si mi principal cliente que es EU me va a dejar de consumir, e incluso va a empezar a vender, ¡aguas! ¿qué va a pasar con los ingresos del sector público? ahí tienes un foco rojo!”, comentó.

Rechazó que la propuesta del PRD sea eficiente, pues el modelo de la izquierda hubiera funcionado hace 15 o 20 años, pues actualmente no hay ningún país que siga manteniendo un monopolio estatal en los hidrocarburos.

No estamos aferrados

Madero dijo que el PAN no está “aferrado” a ninguna propuesta de reforma político-electoral, pero sí recordó que se debe crear un nuevo árbitro con el Instituto Nacional Electoral (INE) y desaparecer a los institutos locales.

Aunque dijo que esta opción de centralizar todo no tiene incómodo al PAN, acusó que en los estados, más que federalismo, hay feudalismo, y rechazó un atropello para los estados.

Comentó que con el nuevo INE habrá un nuevo árbitro electoral “no cooptado y no con cuotas”, con cancha pareja, y con nuevas reglas del juego en una Ley General Electoral.

Madero pronosticó que el debate de la reforma política se dará muy pronto, “lo pusimos como condición para una reforma energética y pues les urge la energética, por eso va a ser muy próxima”.

Dijo que en la mesa existen otras dos propuestas para la creación del INE, que son que coexistan con los institutos electorales de los estados y que organicen tanto elecciones federales y locales.

Además, hay una tercera, que desde el principio calificó de “estupidez” y que serviría para que el INE mantenga el control en las elecciones federales y los institutos estatales sólo organicen las elecciones locales.

“Es una estupidez, duplicar, más cuando tenemos una tendencia en la concurrencia electoral, ¿de qué me sirve tener doble representante de casilla? doble capacitación, doble todo, (…) no estamos casados con ninguno (de los modelos) más que con el objetivo que sí funcionen, que no sea una simulación, que no duplique y que sí sea un ahorro, por ahí vamos», comentó.

Al encuentro también acudieron los colaboradores de este diario Katia D’Artigues, José Antonio Crespo, Ricardo Raphael y Alfonso Zárate, además de funcionarios de esta institución.

Según los colaboradores de esta casa editorial, la aprobación de la reforma energética podría ser la última reforma que dé el Pacto por México debido al desgaste que generará en las fuerzas políticas.

Además opinaron que no siempre son los gobernadores quienes controlan a las autoridades electorales locales, sino muchas veces son los partidos quienes inciden en los nombramientos de los integrantes de las autoridades.

“Baja popularidad”

Madero comentó que no sabe cuánto tiempo va a seguir el Pacto, que aunque está bajo de popularidad ya dio los frutos que debía.

“Ha tenido distintas etapas, ahorita está en una de baja popularidad, pero porque somos de una memoria muy delgada, la verdad ya dio por sí frutos suficientes para haber acreditado su pertinencia, pero todavía espero que siga dando mayores frutos”, dijo.

Por: El Universal


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *