noviembre 12, 2013 By Redacción Huellas

Osorio Chong exige a Maduro: Pruebas, no dichos.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con el mismo tono tajante que se expresó Nicolás Maduro, respecto a la solicitud de información realizada por el gobierno mexicano; el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pidió publicamente al mandatario venezolano, ofrecer datos tangibles y no unicamente «dichos».

«Tenemos declaraciones, pero no tenemos información formal, (no sabemos) quiénes son los pasajeros y si los tienen», señaló el titular de la Segob en conferencia de prensa, como recogió el diario Milenio.

Por otra parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores, emitió un breve comunicado, donde se informó de la reunión que sostuvo el canciller mexicano, con el embajador de Venezuela en México, Hugo José García, quien fue convocado para dar más detalles del incidente registrado en las inmediaciones de la frontera con Colombia.

Sin embargo, no se informó de ningún nuevo dato que pudiera haber presentado el gobierno de Venezuela a través del embajador, unicamente se aseveró parte del mensaje emitido por el canciller mexicano José Antonio Meade Kuribreña:

«El secretario Meade instó al representante del gobierno de Venezuela a compartir con las autoridades mexicanas la información con la que se cuenta para colaborar de manera eficaz en el esclarecimiento de este caso y en el deslinde de las responsabilidades a las que haya lugar.

El titular de la SRE ratificó la firme voluntad del gobierno mexicano de reforzar los nexos bilaterales con la República Bolivariana de Venezuela, con base en un diálogo político fortalecido.»

Así la cuestión, sigue habiendo más dudas que respuestas en torno al caso del avión Hawker registrado en Monterrey, y reducido a cenizas por el gobierno venezolano; situación que está generando incluso una evidente fricción y molestia en las relaciones diplomáticas de ambos países, quienes aún tienen mucho que explcar.

Y es que una de las cuestiones más inexplicables del caso, es como es posible que pudiera viajar de las Antillas Holandesas a Venezuela un avión al «Full» de cocaína, siendo que lo más normal es que fuera al revés, pues ni Bonaire, Curazao o Aruba, principales islas de las Antillas, se caracterizan por ser productoras ni punto de importación de droga, en todo caso hubiera sido al revés; sin embargo los reportes aéreos a los que se ha tenido acceso revelan que el avión ya venía de regreso de las Antillas Holandesas, donde descendieron cuatro de los tripulantes; como también analiza Pablo Hiriart en su columna de La Razón.

Hiriart también menciona acertadamente un punto clave del Plan Nacional Antidrogas 2009-2013 de Venezuela, que dice a la letra que “los bienes muebles o inmuebles empleados en la comisión de tráfico de drogas… deberán ser custodiados por la Comisión Nacional Antidrogas con el objetivo de evitar que se alteren, desaparezcan, deterioren o destruyan”; situación que no ha explicado el gobierno venezolano, porque omitió.

Aunque el gobierno venezolano, no es el único que debe explicaciones, en México tampoco se ha explicado que mecanismos de seguridad fallaron para permitir a siete personas volar libremente con documentación falsa; ni tampoco si ya se logró identificar a los tripulantes, que forzosamente tuvieron que haber pasado ante varias cámaras en el Aeropuerto de Querétaro, al menos.

Y ante la falta de respuestas, la especulación continúa, pues parece que los datos con los que se dio de alta la avión, tampoco son verdaderos, y hasta ahora parecen notarlo, según un reportaje de Noticieros Televisa que revela la sencillez del presunto domicilio del presunto dueño, ubicado en Colima, y que corresponde a una colonia popular.

Redacción. Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *