noviembre 9, 2013 By Huellas de México

Puntos clave sin explicar en torno al caso de avioneta mexicana en Venezuela.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Aunque el día de ayer se hizo pública la lista de pasajeros y tripulantes que viajaban en la avioneta tipo Jet Hawker 25, con matrícula XB-MGM, que fue inhabilitada el pasado día 4 en territorio venezolano, horas más tarde se informó que todas las identidades eran falsas.

Lo que no se explicó es como se llegó a tal conclusión, y peor aún, quien fue el responsable de permitir que 7 personas viajaran a países extranjeros con documentos apócrifos.

Cualquier persona que haya trabajado en la burocracia o en algún empleo que requiera la inspección constante de documentos, sabe que se desarrolla una habilidad que permite detectar un amplio porcentaje de identificaciones falsas, pues los detalles que las hacen diferentes de las legales, se notan casi instantaneamente.

El hecho de que 7 personas usaron documentación falsa sin ser detectada por las autoridades mexicanas, solo puede ser explicada por tres hipótesis: O se trata de una nueva forma de documentación apócrifa que ha logrado igualar todos los candados de seguridad modernos, o en el aeropuerto de Querétaro existe una total incapacidad para diferenciar documentos falsos de los reales, o existió una cadena de complicidad en todos los mecanismos de seguridad existentes.

La primera opción es la menos probable, pues la Secretaría de Relaciones Exteriores ha gastado millones de pesos en la implementación de candados de seguridad infranqueables en los pasaportes, así como en las licencias de pilotos. Por lo que las dos hipótesis restantes parecen más viables, aunque ni las autoridades aeroportuarias ni el gobierno mexicano han dado las explicaciones pertinentes.

También es una gran interrogante el porque del modus operandi del gobierno venezolano; pues según las primeras versiones, el avión habría sido destruido en tierra, por un misil disparado desde el aire; lo cual tampoco ha sido explicado a detalle por las autoridades venezolanas.

Resulta sorprendente también que si el avión recibió ordenes de aterrizar, como informaron las autoridades bolivarianas, como es posible que después los tripulantes lograron descender y escapárseles de las manos, sin que hasta al momento hayan podido ser localizados.

Por ejemplo, en entrevista para diario Mundo Fox un piloto explica el procedimiento a seguir cuando una aeronave sobrevuela territorio extranjero, señalando que previamente se tienen que tener los permisos correspondientes y en caso de no ser así, es escoltado hasta el aeropuerto más cercano para ser inspeccionado, algo que no sucedió en el caso de la avioneta mexicana.

Tras haber estado tres días en la ciudad de Querétaro, la aeronave partió con dos tripulantes y cinco pasajeros con destino a las Antillas. Aunque necesariamente tuvieron que hacer una parada en centroamérica antes.

Las interrogantes en torno al caso siguen abiertas, y de no ser aclaradas en los próximos días, podrían propiciar una fricción diplomática entre los gobiernos involucrados. Pues ambas partes aún tienen muchos detalles que aclarar.

Raúl Flores Durán
Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *