noviembre 8, 2013 By Huellas de México

Hacen público estudio que revela deficiencias del IFE.

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A pesar de que en la última sesión de Leonardo Valdés al frente del Instituto Federal Electoral (IFE), se determinó mantener como confidencial un diagnóstico del funcionamiento interno del instituto, realizado por la empresa Deloitte, el día de ayer, los cuatro consejeros que quedaron a cargo, decidieron transparentar el reporte, el cual enlista una enorme serie de debilidades y deficiencias en la operación del IFE.

El estudio, de 994 páginas, se divide en dos partes: «Áreas Sustantivas y Adjetivas» y «Áreas de Soporte»; y en él se describen múltiples fallas; entre las que destaca la duplicidad de funciones, así como la la creciente burocratización que ha llegado a requerir a 14 mil trabajadores, a pesar de que la mayoría de estos no tiene funciones específicas definidas.

En cuanto a la duplicidad de funciones, la empresa detalló que esta se presenta incluso en los más altos niveles:

«El exceso de supervisión y la existencia de tramos de control tan reducidos en algunas áreas genera falta de apoderamiento de
los resultados obtenidos en la operación, así como oportunidades de eficiencias en términos de niveles de la jerarquía y número
de supervisores».

El estudio también indica que algunos organismos derivados del instituto, como lo es el Centro para el Desarrollo Democrático realiza actividades de capacitación y equidad de género, lo cual no es parte de sus atribuciones y genera un excesivo sobrecosto.

Deloitte también señaló, lo que consideraron 5 hallazgos principales, donde se presentan oportunidades para mejorar la distribución de recursos y descentralizar funciones:

* El modelo de operaciones no considera plenamente que en época no electoral el flujo de trabajo baja considerablemente.
* Falta claridad en la asignación de roles, además de que la estructura presenta un exceso de supervisión, principalmente a nivel central del insituto.
* Existe fragmentación en áreas que tienen un mismo producto.
* También se detectaron oportunidades de sinergia mediante convenios y mecanismos de vinculación con otras direcciones del instituto.
* El área de Seguimiento y Evaluación no ejerce sus funciones, por lo que debe redefinirse su razón de ser.

En otro apartado, también se abunda en el excesivo foco en actividades jurídicas de la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas a Partidos Políticos (DEPPP), donde «El 88% de los colaboradores de la Dirección de Análisis e Información son MM y MS y tienen un costo asociado de 14.7 mdp».

También se detectaron y detallaron 68 sistemas en el IFE con alta dispersión en su ubicación y con plataformas heterogéneas, lo cual obstaculiza un óptimo flujo de las funciones y recursos.

Por su parte, los cuatro consejeros del IFE, argumentaron que este estudio podría ser de gran importancia para la creación del Instituto Nacional de Elecciones, también llamado «Super IFE», el cual se contempla con la venidera reforma electoral.

Redacción. Huellas de México.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *